Registrarse

“Necesitamos que el crecimiento sea sostenible e inclusivo"

“La sociedad hoy en día demanda mucho más de las empresas, no podemos quedarnos solo en la generación de beneficios para nuestros accionistas, tenemos que ser capaces de que nuestra actividad aporte beneficios a toda la sociedad”. Con esta reflexión, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha instado durante la celebración de la Jornada Anual de Esade Alumni en Barcelona a que las empresas avancen en la transformación sus negocios hacia modelos más digitales y sostenibles, con el convencimiento de que “contribuir a los desafíos globales es la única manera de garantizar nuestra sostenibilidad a largo plazo”.

Adaptarse al nuevo entorno competitivo tras la pandemia será clave para las empresas, que deben transformarse. “Estamos en una era de cambio exponencial. No hay opción al cambio”, ha apuntado, destacando también el valor que aportan los emprendedores en momentos como este. “En el momento actual de recuperación tras una crisis tan dura como la que hemos pasado, necesitamos emprendedores más que nunca”, enfatizó ante más de 1.000 alumnos y exalumnos de Esade.

Botín, durante su conversación con Maite Barrera, presidenta de Esade Alumni, ha reflexionado sobre el papel de las empresas en la sociedad actual. “La sociedad hoy en día demanda mucho más de las empresas, no podemos quedarnos solo en la generación de beneficios para nuestros accionistas, tenemos que ser capaces de que nuestra actividad aporte beneficios a toda la sociedad”, ha asegurado, recordando asimismo la importancia de tener siempre presentes a los accionistas, “a los que les tenemos que garantizar un retorno a su inversión”.

La sociedad hoy en día demanda mucho más de las empresas, no podemos quedarnos solo en la generación de beneficios para nuestros accionistas

En línea con estas palabras de Botín, Barrera ha enfatizado el papel positivo que deben tener las empresas en la sociedad post-pandemia. “Deberíamos apostar decididamente por un cambio en nuestro modelo productivo y evolucionar nuestro modelo de sociedad para favorecer un crecimiento sostenible e inclusivo”, ha señalado, recordando “nunca habíamos tenido tantos medios para conseguirlo”.

Crecimiento y sostenibilidad

Respecto a la actual coyuntura geopolítica, Botín ha señalado que “Europa representa la mejor combinación de crecimiento inclusivo que se puede tener”. En este sentido y pidiendo que se despejen las dudas sobre el reparto de los fondos europeos del plan Next Generation EU, ha hecho inciso en la necesidad que se perciba que la recuperación es sostenible y eso permita recuperar la inversión por parte de las empresas” porque “sin empresas que creen puestos de trabajo no hay crecimiento económico”.

Precisamente, Botín centró gran parte de su discurso en la necesidad de impulsar la recuperación económica a través del crecimiento sostenible. “Necesitamos reconstruir una economía más productiva, más sostenible, más digital e inclusiva”, aseguró. “No creo que tengamos que elegir entre ‘más prosperidad’ o ‘ser más ecológicos’. Necesitamos que el crecimiento sea sostenible e inclusivo: un crecimiento que impulse y financie la inversión en tecnologías verdes y que llegue a todos, para que a medida que nuestras economías y sociedades reduzcan las emisiones, las comunidades y los países no se queden atrás”.

Necesitamos reconstruir una economía más productiva, más sostenible, más digital e inclusiva

Acerca del sector financiero, ha destacado que “los bancos tienen un gran poder de hacer cosas y de tener un gran impacto positivo”, para lo que es necesario entender que el cliente es siempre “la razón de ser de lo que hacemos”. Botín ha pronosticado una trasformación del sector hacia un modelo de plataformas donde los bancos se convertirán en buena medida en empresas de software que atenderán tanto a clientes particulares como a otras empresas y bancos. “En unos años habrá 10 o 15 plataformas globales de pagos y creo que Santander puede ser uno de ellos”, ha afirmado.

Ana Botín, además, ha compartido su experiencia y avanzado los retos de la ciudad de Barcelona, el impacto de las redes sociales, las causas globales, el papel de los bancos, así como las acciones para impulsar la igualdad de género, entre otros.

Coincidiendo con la Jornada Anual Esade Alumni, en la que también ha intervenido Koldo Echebarria, director de Esade, Ana Botín ha recibido el ‘Premio Esade’ por su liderazgo responsable y su contribución a la mejora de la diversidad y la inclusión en la empresa, por favorecer el acceso a la educación y por su gran compromiso para combatir el cambio climático y hacer frente a los desafíos globales.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.