4 estilos de liderazgo que estimulan la innovación

Los líderes que impulsan una cultura innovadora en las empresas son cruciales en un mundo cambiante y sujeto a transformaciones constantes.

Por Jaap Boonstra

Sin innovación, líderes y organizaciones están condenados al fracaso. Los embajadores de la innovación suelen ser líderes carismáticos y auténticos que ansían alcanzar metas.

¿Qué tipos de líderes son los más adecuados para promover cambios significativos en las empresas y adoptar una innovación sostenible?

Estos son los cuatro estilos de liderazgo que tienen más probabilidades de instaurar con éxito una cultura innovadora en las empresas:

1. Liderazgo emprendedor

Los líderes emprendedores persiguen impulsar ideas nuevas en las que creen. Tienen una gran iniciativa, una fuerte motivación y una necesidad de triunfar. Usan su sueño para atraer a otras personas que comparten su misma visión de futuro. Esta actitud les hace carismáticos.

Los emprendedores buscan personas que asuman su sueño, que estén dispuestas a participar y que apoyen la iniciativa. Como fundadores de la empresa, crean una cultura organizativa basada en sus valores y motivaciones. A menudo son personas inspiradoras y exigentes.

Los líderes emprendedores experimentan tensiones cuando la organización tiene éxito y comienza a crecer

Su mentalidad orientada a la acción es muy fuerte y su mentalidad estratégica y transformadora está bien desarrollada. Son capaces de desarrollar innovaciones disruptivas que pueden amenazar a las empresas existentes.

Los líderes emprendedores experimentan tensiones cuando la organización tiene éxito y comienza a crecer. En una organización en crecimiento existe una necesidad de adaptación y coordinación, lo cual requiere otro estilo de liderazgo.

2. Liderazgo transformador

Los líderes transformadores conocen en profundidad los valores fundamentales de nuestra sociedad, así como las necesidades sociales y emocionales de las personas. Son conscientes de su entorno y tienen conciencia social.

Los líderes transformadores son curiosos, les gusta explorar y tienen muchos intereses. Muestran una actitud de aprendizaje, son conscientes de sí mismos y conocen sus fortalezas y debilidades.

Los líderes transformadores conocen sus fortalezas y debilidades

Son capaces de ver las conexiones entre diversas tendencias, comprenden las disrupciones fortuitas que se producen en un sistema de trabajo y reconocen las señales del cambio.

Los líderes transformadores son conscientes de los valores y normas sociales y saben reconocer cuándo es necesario modificar dichas normas. Escuchan a los demás y son capaces de confiar en ellos e inspirar confianza. Son inspiradores y saben cómo deben actuar para solucionar conflictos y lograr cambios culturales.

3. Liderazgo carismático

Los líderes trascendentes prestan atención a casos y acontecimientos concretos. En momentos de crisis, se ofrecen voluntarios para identificar la situación y abordarla. Expresan sin ambigüedad lo que consideran importante, lo que valoran y lo que claramente rechazan.

Como iniciadores del cambio cultural, dan nombre a los acontecimientos, comparten interpretaciones e invitan a los demás a compartir su visión. Por medio de este enfoque crean un espacio para el diálogo y la creación de significado. A través de estas interacciones, junto con los demás, forman la cultura de la organización e inspiran a los demás con sus anécdotas.

4. Liderazgo participativo

Los líderes participativos saben lo que es importante dentro y fuera de la organización. Son conscientes de su entorno, tienen conciencia social y se conocen a sí mismos. Su sensibilidad ante lo que les rodea les permite ver nuevas posibilidades.

Están al tanto de lo que sucede en la organización y de aquello que las personas consienten que controle sus vidas. Esto les permite conectar con las emociones y ambiciones ajenas. Los líderes participativos son capaces de dirigir la energía de las personas de la organización hacia el futuro.

Los líderes participativos conectan con las emociones y ambiciones ajenas

Se conocen a sí mismos y los motivos que los mueven. Son líderes accesibles y cercanos, que se interesan por las opiniones de los demás, valoran la sinceridad y no temen hablar de sus emociones. Son conscientes de sus fortalezas y debilidades. Saben cuándo deben consultar a los demás para superar sus puntos ciegos.

Las organizaciones innovadoras invierten en un estilo de liderazgo que reúne cualidades propias del liderazgo transformador, carismático, participativo y emprendedor. Guían a nuevos líderes jóvenes y con talento a través de programas de liderazgo, alientan nuevas iniciativas, confían en la delegación, promueven el trabajo en equipo y brindan apoyo institucional.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.