La pieza clave para impulsar la innovación en los negocios

Asumir que las innovaciones brillantes siempre parten de cero es una idea preconcebida que no siempre es cierta.

Por Esade Entrepreneurship Institute

Artículo basado en resultados de investigación de Jan Hohberger

No es necesario ser un genio creativo para conseguir innovar con éxito. Según un estudio de Jan Hohberger, profesor asociado de Esade, una de las piezas clave para innovar yace en el pasado: tener en cuenta las invenciones anteriores.

Los empresarios que ignoran las ideas pasadas pierden oportunidades que podrían acabar convirtiéndose en innovaciones brillantes: "Nuestra investigación demuestra que las invenciones anteriores son una valiosa fuente de información que puede aumentar el éxito de las nuevas innovaciones", afirma Hohberger.

La ciencia y la innovación han sostenido durante mucho tiempo que es beneficioso construir sobre ideas previas, o parafraseando a Isaac Newton, "subirse a hombros de gigantes". Sin embargo, hasta qué punto esta afirmación es cierta en el ámbito de la innovación es un tema que sigue abierto a debate.

Los empresarios que ignoran las ideas pasadas pierden oportunidades de innovación

Las innovaciones revolucionarias son, por definición, eventos excepcionales. Se basan en la combinación de tecnologías novedosas, emergentes y pioneras e implican cambios radicales. A menudo se crean siguiendo fórmulas diferentes del resto de innovaciones.

¿Cuál es la conexión entre ideas pasadas e ideas innovadoras? ¿Pueden las innovaciones anteriores ser el punto de partida para desarrollar innovaciones disruptivas, o las empresas necesitan partir de cero para lograr estos avances?

Para responder a esta pregunta, Hohberger analizó más de 139.000 patentes de 552 empresas farmacéuticas y de semiconductores con sede en los EE.UU., dos industrias que dependen en gran medida de patentes e invenciones para su rendimiento y supervivencia.

Inventions pharma
Las industrias farmacéutica y de semiconductores dependen en gran medida de patentes e invenciones

Los resultados de la investigación revelan dos conclusiones principales:

  • Las invenciones anteriores son una fuente valiosa de información que puede aumentar las probabilidades de éxito de nuevas innovaciones, ya sean disruptivas o incrementales.
  • Innovar partiendo de invenciones anteriores también ayuda a reducir el riesgo de fracaso al impulsar nuevas ideas.

El pasado como impulsor de la innovación

Las invenciones pasadas y los nuevos descubrimientos son como vasos comunicantes. Si las personas a cargo de diseñar y desarrollar nuevas innovaciones reservan tiempo para analizar el valor de las ideas anteriores, sus posibilidades de éxito aumentan.

"Nuestro análisis demuestra que analizar invenciones anteriores tiene un impacto positivo en el desempeño de invenciones futuras", afirma el autor.

Pero no todas las invenciones anteriores tienen el mismo efecto positivo en los resultados futuros, según Hohberger: "Cuando las invenciones anteriores son más valiosas, el efecto positivo en las nuevas innovaciones se reduce y disminuye la rentabilidad".

Los resultados también revelan que cuando las invenciones anteriores tienen más valor aumenta la probabilidad de que las innovaciones posteriores sean más disruptivas. Sin embargo, este efecto disruptivo disminuye cuando las mismas invenciones pasadas también se basan en un mayor número de innovaciones anteriores.
 

Consejo práctico
Las posibilidades de éxito de una idea disruptiva aumentan si se tienen en cuenta invenciones pasadas, pero con moderación. Prestar atención a demasiados avances anteriores puede ser contraproducente.

Una barrera protectora contra el fracaso innovador

La investigación también sugiere que combinar invenciones pasadas valiosas reduce la probabilidad de obtener innovaciones con muy malos resultados.

Explorar invenciones de alto y bajo valor proporciona una posible protección contra el fracaso a la hora de innovar y reduce la probabilidad de resultados extremadamente pobres.
 

Consejo práctico

Dedicar tiempo a analizar y comprender por qué las invenciones pasadas no funcionaron ayuda a minimizar futuros fracasos y aumenta las probabilidades de éxito de la idea.

Analizar invenciones pasadas que fracasaron, según Hohberger, es una estrategia útil para las empresas: "Los intentos de innovación fallidos proporcionan una visión más detallada de los resultados de las invenciones y ayudan a los empresarios a desarrollar estrategias para evitar o minimizar futuros fracasos".

Este artículo está basado en resultados de investigación publicados en Industrial and Corporate Change.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.