Registrarse

Cómo empoderar a los intraemprendedores en su empresa

Por David Grayson y Sonia Ruiz

Estamos convencidos de que cualquier antiguo alumno de Esade –u otro directivo innovador– que haya emprendido un negocio o lo esté dirigiendo, siente pasión por impulsar la innovación. Además, es muy probable que su entusiasmo se convierta en una palanca para que sus empleados, si se les presenta la ocasión, también tengan la oportunidad de demostrar lo que son capaces de conseguir.

Paralelamente, crece el número de quienes se toman cada vez más en serio integrar la sostenibilidad en la empresa. En una entrada anterior de este blog, ya hablamos de cómo las empresas pueden apostar al máximo por la sostenibilidad: Reconstruir mejor: un modelo integral de liderazgo (26 de mayo de 2020).

Ahora, queremos centrarnos en cómo los directivos pueden impulsar más la innovación, el desarrollo de las capacidades de liderazgo y la sostenibilidad empoderando a los intraemprendedores sociales dentro de sus organizaciones.

A medida que más empresas van adoptando un papel más proactivo como agentes sociales, más dispuestas están para desarrollar su impacto social y desplegar modelos de negocio más sostenibles, con el claro objetivo de paliar los acuciantes problemas sociales y medioambientales a que se enfrentan. Pero, para hacerlo posible, necesitan contar con las ideas, la pasión y la energía de sus intraemprendedores.

Intrapreneurs
Los intraemprendedores sociales son personas innovadoras dentro de las empresas (Foto: Katya Guseva)

Los intraemprendedores sociales son "personas innovadoras dentro de las empresas que imaginan nuevos productos, servicios, modelos de negocio y prácticas que, además de generar valor para la empresa, tienen un impacto social o medioambiental positivo". De hecho, no se limitan a "imaginar", sino que suelen ir más allá y toman la iniciativa para llevar a la práctica sus ideas.

En ocasiones, pueden comenzar a hacerlo trabajando a todas horas para su propia empresa: empezando a desarrollar sus propias ideas "bajo el radar de la empresa", pero fuera del horario de trabajo. Algunas marcas globales, como M-Pesa de Vodafone (servicios de dinero móvil) y ADP-Accenture Development Partnership (una consultora innovadora dentro de Accenture que atiende al mercado internacional de desarrollo), comenzaron siendo proyectos impulsados por intraemprendedores sociales.

Los intraemprendedores sociales no se limitan a 'imaginar', sino que suelen ir más allá y toman la iniciativa para llevar a la práctica sus ideas

Uno de los primeros intentos de reivindicar el perfil del intraemprendimiento social fue una competición mundial para futuros intraemprendedores sociales en 2012-2013. Este evento generó numerosas aportaciones y llevó a la creación de la Liga de Intraemprendedores, que en la actualidad es una "comunidad de aprendizaje global de intraemprendedores y catalizadores que trabaja para liberar todo el potencial humano de innovación que existe en nuestras instituciones más influyentes".

La liga acaba de publicar un libro: The intrapreneur's guide to pathfinding, para ayudar a los intraemprendedores a identificar sus propósitos más ambiciosos, crear más impacto, encontrar nuevos compañeros de viaje y, lo que es más importante, sobrevivir (¡y prosperar!) en este camino de #cambiodesdedentro (#changefromwithin).

Los negocios pueden esperar. Y tener la esperanza de que, orgánicamente, algunos empleados a título individual tomen la iniciativa, como hicieron Nick Hughes, fundador de M-Pesa, y Gib Bulloch, fundador de ADP.

Pero consideramos que este proceso puede resultar demasiado lento y que, aunque estas iniciativas lleguen a provocar cambios cada vez mayores y mejorar la eficiencia de los actuales modelos de negocio, con frecuencia no son suficientemente disruptivos. El cambio disruptivo solo se produce cuando se cuestionan, se desafían, se replantean y se redefinen los modelos de negocio. La disrupción requiere un enfoque más amplio y un compromiso firme de la alta dirección.

Disruption management
La disrupción requiere un enfoque más amplio y un compromiso firme de la alta dirección (Foto: Aldona Pivoriene)

Es por ello por lo que recomendamos que los negocios desarrollen un ecosistema que apoye a los intraemprendedores sociales. La buena noticia es que, a diferencia de hace solo unos pocos años, hoy ya existen numerosas experiencias prácticas de empresas de referencia sobre qué puede hacerse en esta materia.

Los líderes empresariales pueden hacer explícito su propósito social y su compromiso a favor de la sostenibilidad, manifestar sus prioridades y señalar qué ámbitos necesitan más ayuda y atención especial. Algunas empresas han constituido fondos para la innovación y sus empleados pueden solicitar beneficiarse de ellos, a menudo mediante una presentación competitiva a los altos directivos, con la perspectiva de obtener, además de recursos, el apoyo y el mentoring de la alta dirección.

Recomendamos que los negocios desarrollen un ecosistema que apoye a los intraemprendedores sociales

En la actualidad, algunas empresas desarrollan labs de intraemprendimiento: campos de entrenamiento y programas de formación basados en aceleradoras. Empresas como Barclays y Pearson, por ejemplo, tienen incubadoras dedicadas a la innovación social. Invierten en actividades de mentoring y desarrollo de redes, y proporcionan financiación. Barclays y Pearson, junto con BMW, Disney, GSK, Mars, BlackRock y otras empresas, han colaborado además con TIL Ventures para desarrollar programas de intraemprendimiento.

Como señalan Maggie De Pree, de la Liga de Intraemprendedores, y Hester Le Roux, de Business Fights Poverty: "Para tener éxito, han descubierto que necesitan implicar activamente a los responsables de sus unidades de negocio en la gobernanza y el prototipado de proyectos, para trazar puentes que les permitan después reintegrarse en el negocio".

Intrapreneur in a company
Algunas empresas sufragan, para sus empleados más emprendedores, programas externos (Foto: Adie Dinson)

La Liga de Intraemprendedores y Business Fights Poverty disponen ahora mismo de un instrumento muy bueno para entender el ecosistema intraemprendedor, una serie compleja de procesos, prácticas, recursos y relaciones que sirven colectivamente para facilitar o dificultar el intraemprendimiento y la innovación social: "The Intrapreneurship Ecosystem".

Algunas empresas sufragan, para sus empleados más emprendedores, programas externos como el programa Business and Society – First Movers del Aspen Institute, que ahora se halla en su 11ª promoción anual.

Otros muchos programas para intraemprendedores incluyen, en sus convocatorias de proyectos, un espacio especial dedicado a criterios de impacto social. #Intrapreneurs4Good es una comunidad impulsada por BNP Paribas, que conecta los intraemprendedores que tienen un proyecto con impacto social. Además, BNP Paribas, Danone y Engie se han aliado para lanzar un programa conjunto de intraemprendimiento.

Muchos programas para intraemprendedores incluyen, en sus convocatorias de proyectos, un espacio dedicado a criterios de impacto social

Nicolas Bry, fundador de Orange Startups y autor de The intrapreneurs' factory, afirma que, "puesto que la mayoría de los intraemprendedores no tienen ninguna experiencia en gestión de proyectos de innovación, o en creación de empresas, el coaching personalizado es de suma importancia para mantener vivo el estado de ánimo del emprendedor, asegurar la cohesión del equipo, explicar el camino de la innovación (lean start-up) y mantener la tensión creativa, así como ayudar al intraemprendedor a estar conectado con sus aliados, y atraer recursos".

Muchos de los primeros first movers ahora ocupan posiciones de alta dirección y, por tanto, pueden defender el valor añadido que puede suponer para las empresas y para la sociedad promover los intraemprendedores sociales. También otras empresas están empezando a hacer notar a sus actuales líderes todo el potencial del intraemprendimiento. BNP Paribas, por ejemplo, incluye un debate sobre cómo crear un ecosistema para los intraemprendedores sociales en su programa de desarrollo del liderazgo en materia de sostenibilidad e impacto para la alta dirección.

Esperamos que, en los próximos años, otras muchas organizaciones incorporen múltiples iniciativas para fomentar el intraemprendimiento en su fines sociales, en sus estrategias para la innovación, en el desarrollo de nuevos negocios y en sus programas de desarrollo del liderazgo y del talento. Como resultado de aunar la reflexión con la práctica, las empresas tendrán líderes más resilientes y adoptarán un enfoque más amplio y disruptivo a favor de la innovación y del desarrollo de nuevos negocios.


Sobre los autores

David Grayson, CBE, es profesor emérito de Responsabilidad Corporativa de la Cranfield School of Management (Reino Unido) y coautor de Social intrapreneurism and all that jazz (Greenleaf Publishing, 2014).

Sonia Ruiz es profesora e investigadora sénior del Instituto de Innovación Social de Esade y fundadora de NOIMA Meaningful Strategies, una firma "boutique" de consultoría especializada en sostenibilidad e innovación social, con sede en Barcelona, que trabaja con impulsores del cambio de todo el mundo.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.