Registrarse

Los valores que apuntalan el futuro de la universidad y la empresa

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, ha sido el encargado de inaugurar en Esade oficialmente el curso académico 2021-2022 con una lección magistral en la que ha hecho hincapié en la relevancia de los valores para el futuro de la universidad y la empresa. En el marco de esta ceremonia, el director general de Esade, Koldo Echebarria, destacaba además que dichos valores “deben ser transmitidos siempre a través del ejemplo” y  “ser vistos como una guía y no como un factor que limita la toma de decisiones”. 

Con respecto a la identidad de Esade, Jaume Guardiola, presidente del Patronato de Fundación Esade, ha señalado cómo la escuela de negocios tiene unos valores que “ayudan a los estudiantes a disponer de una visión emprendedora y de equipo que fomenta la competitividad pero también la ética”, una combinación crucial para afrontar la época de transformación que vivimos como sociedad.

Por su parte, Josep Maria Garrell, rector de la Universidad Ramon Llull, ha hecho hincapié en uno de los aspectos que más ha marcado la transformación social de los últimos dos años, la de las restricciones que ha impuesto la pandemia con la esperanza de consolidar a lo largo de este curso, la recuperación. 

Puedes ver aquí el vídeo completo de la ceremonia de apertura.

Detrás de los principios y los valores siempre hay una concepción de la ética empresarial

Sobre el tema central de la jornada, Goirigolzarri ha hablado con Do Better para profundizar en la relación entre empresa y universidad, el futuro de la formación y la relevancia de los valores, que se adquieren en las aulas y se aplican en el día a día de las empresas. 

En primer lugar, ¿qué buscan las empresas en términos de formación para sus empleados y potenciales empleados? Además de las habilidades técnicas, el presidente de CaixaBank ha puesto el acento en la importancia de contar con una visión global e internacional, “tener alguna experiencia, algún contraste con otras universidades extranjeras, o haber convivido en el exterior”.

Para enfrentarse a los desafíos éticos que presenta el mundo actual de los negocios, Goirigolzarri reconoce que es fundamental “tener un esquema de cuál es el papel que la empresa debe jugar dentro de la sociedad”, un esquema que busque el equilibrio entre los distintos grupos de interés de la sociedad.

Además, denuncia la mercantilización de la ética, que puede confundirse con el riesgo reputacional si se entiende en términos de rentabilidad. Para Goirigolzarri, solo la ética y los proyectos con valores son sostenibles a largo plazo.

La relación de la empresa y la universidad es una asignatura pendiente en España, reconoce como presidente del Consejo Asesor de la Deusto Business School y apunta también al reskilling de los empleados como un campo de formación con mucho recorrido: “en la misma empresa, tienes que acompañar a las personas en el cambio de habilidades que exige la evolución de la digitalización”.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.