Divulgar prácticas sostenibles podría ser rentable para las empresas

La sostenibilidad es buena para los negocios, sobre todo cuando las empresas hacen públicas sus prácticas medioambientales.

Annachiara Longoni, directora del grupo de investigación de Esade BuNeD, ha publicado una investigación empírica que demuestra cómo divulgar prácticas medioambientales puede contribuir a mejorar los resultados de una empresa.

"Las empresas que son transparentes y publican sus prácticas medioambientales podrían mejorar sus resultados financieros", afirma Longoni. "Nuestra investigación demuestra que cuanto más amplias sean las prácticas de divulgación medioambiental, mayor y más positivo será el impacto en los resultados financieros."

Para confirmar su hipótesis, Longoni y su coautora Raffaella Cagliano de Politecnico di Milano analizaron las prácticas sostenibles de más de 100 empresas italianas en el sector alimentario: "La industria alimentaria es un contexto útil para analizar el impacto que tienen las iniciativas de información medioambiental, ya que la sociedad ha empezado a prestar más atención a los comportamientos responsables de las empresas alimentarias."

Las investigadoras midieron el nivel de divulgación de las prácticas medioambientales de estas empresas y compararon el retorno de la inversión medio con el de sus homólogos del sector.

Compartir prácticas medioambientales incrementa los resultados financieros de las empresas

Prácticas divulgativas

Los resultados confirman que compartir prácticas medioambientales con distintas partes interesadas incrementa los resultados financieros de las empresas. Pero no todos los interesados son iguales: los niveles de mejora varían según el tipo de stakeholders elegidos.

Cuando las prácticas de divulgación medioambiental se limitan a stakeholders primarios –como proveedores, distribuidores, clientes,accionistas, empleados, sindicatos y la comunidad local–, los resultados financieros no acostumbran a mejorar.

Sin embargo, cuando las prácticas de divulgación medioambiental son más exhaustivas e incluyen un abanico más amplio de interesados, como organizaciones industriales, ONG, medios de comunicación, instituciones reguladoras, bancos, la comunidad científica e instituciones de investigación, los resultados financieros mejoran de forma significativa.

Ejemplos de prácticas sostenibles

El tipo de información que divulgaron las empresas analizadas en el estudio incorporaba prácticas de gestión sostenible de la cadena de suministro en procesos de producción como, por ejemplo, esfuerzos para reducir el consumo de materias primas, agua y energía, así como emisiones contaminantes.

En cuanto a las prácticas de gestión sostenible de la cadena de suministro externa, la información divulgada estaba relacionada con la selección de proveedores en base a competencias de sostenibilidad, desempeño sostenible, reputación, certificaciones y capacidad global para desarrollar productos sostenibles.

La divulgación de prácticas medioambientales es buena para los negocios

El eslabón débil: desempeño medioambiental

La divulgación de prácticas medioambientales es buena para los negocios, pero no tanto para mejorar el desempeño medioambiental.

Las empresas que divulgan sus prácticas medioambientales no están necesariamente más comprometidas con resolver los problemas de sostenibilidad. En realidad, a veces divulgar esta información a través de canales como informes de RSC podría constituir una herramienta de marketing para potenciar la imagen de la marca entre los interesados.

"Los académicos y profesionales alertan de su preocupación sobre cómo las prácticas de divulgación contrastan con el compromiso real de una empresa por abordar los problemas de sostenibilidad", señalan los autores.

El estudio sugiere que las empresas que divulgan sus prácticas medioambientales no mejoran necesariamente su desempeño medioambiental.

De hecho, las investigadoras advierten de que un desequilibrio entre el nivel de la información divulgada y el compromiso real de la empresa por abordar problemas de sostenibilidad podría tener consecuencias negativas: "Las discrepancias entre la información medioambiental divulgada y las prácticas sostenibles reales de una empresa podrían excluir la posibilidad de mejorar la imagen de la empresa, los resultados financieros y el desempeño medioambiental".

Este artículo está basado en resultados de investigación publicadios en el International Journal of Operations & Production Management.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.