Registrarse

Primera aproximación a la conceptualización de un modelo de negocio regenerativo

Juan Pablo Casadiego

Si bien existen amplios conocimientos acerca de la sostenibilidad corporativa y de cómo mitigar el impacto antropogénico sobre los sistemas sociales ecológicos (SES), el medio ambiente se está deteriorando. Esta paradoja, señalada por Dyllick y Muff, plantea algunos interrogantes sobre la efectividad de la sostenibilidad actual de las empresas y de los modelos de negocios sostenibles (SBM) para prevenir daños irreversibles en el sistema terrestre. Supone un reto para los académicos y para los profesionales que se dedican a la sostenibilidad concebir y adoptar prácticas de sostenibilidad en las empresas de modo que logren ser “auténticamente” sostenibles (véase el trabajo de Landrum sobre las fases de la sostenibilidad corporativa).

Con la voluntad de aplicar un nuevo enfoque de la sostenibilidad a las ciencias de la gestión, en mi proyecto de tesis de máster he investigado los SBM a la luz del paradigma de sostenibilidad de la regeneración. Más concretamente, extraigo un primer modelo de negocio regenerativo (RBM) analizando sistemáticamente y comparando las características del flujo de valores de los modelos de negocio tradicionales (TBM) y de los SBM, atendiendo a las peticiones de regeneración. Los elementos considerados del flujo de valores (objeto principal de mi análisis) son los que ha estudiado previamente la literatura sobre modelos de negocio (véase, por ejemplo, la revisión de la literatura de Bocken et al.): 1) la propuesta de valor, 2) la creación y entrega de valor y 3) la captación de valor (v. figura 1). 

Modelo de negocio conceptual
Figura 1. El modelo de negocio conceptual (flujo de valores) como principal unidad de análisis que compara el negocio tradicional y el negocio sostenible, al tiempo que deduce extrae sistemáticamente un modelo de negocio regenerativo. Modelo marco de negocio conceptual de Bocken et al. (2014).

¿Qué es la regeneración y por qué es tan prometedora en la resolución de cuestiones medioambientales?

Si bien existen múltiples concepciones en torno a la regeneración, la mayoría de ellas comparten unas definiciones y unos enfoques similares. Según Trujillo, la regeneración pretende apoyar y sostener la vida (tanto de los organismos humanos como de los naturales), al tiempo que mejora la capacidad de los SES de seguir proporcionando servicios ecosistémicos y preservando la dinámica biofísica (p. ej., la regulación del clima y la biodiversidad). Como señalan Mang y Reed, difiere de planteamientos anteriores sobre la sostenibilidad que pretenden mitigar o reducir el daño medioambiental. En cambio, la regeneración establece, a través de un proceso coevolutivo, una relación mutuamente beneficiosa entre los SES y las actividades humanas. Los principios de la regeneración también incluyen crear un impacto neto positivo sobre el medio ambiente, pasando de una relación hombre-naturaleza que degenera a una relación que restablece e imita los ciclos biofísicos naturales (véase la figura 2). Un impacto neto positivo consiste en restituir al medio más de lo que se ha extraído de él.

escala de armonización de patrones
Figura 2. Contraste entre el diseño de un sistema técnico y el diseño de un sistema viviente.
Fuente: Mang y Reed (2012) / Regenesis Group
 

La propuesta de valor

En un TBM, la propuesta de valor se refiere a los productos y servicios que se ofrecen y al rendimiento económico potencial. También comprende las relaciones entre la empresa y los clientes, los objetivos de clientes y cómo segmentar los mercados (interacción unidireccional del flujo de valores). En relación con los problemas de sostenibilidad, este enfoque está orientado al mercado y centrado en satisfacer las demandas de los consumidores, ignorando los límites ecológicos y las capacidades de uso de los servicios ecosistémicos. Además, los SBM toman en consideración los impactos medioambientales que el negocio puede generar o imponer (centrados habitualmente en un solo aspecto, p. ej., las emisiones de CO2). 

Por contra, sostengo que la propuesta de valor de un RBM trata del valor que se ofrece al cliente y al medio ambiente. En consecuencia, es un elemento fundamental para establecer relaciones entre sistemas ecológicos y negocios. Parafraseando a Boons y Lüdeke-Freund, su propuesta de valor es un instrumento muy valioso para “proporcionar un valor ecológico y/o social medible, en consonancia con el valor económico”. Además, los RBM deben incorporar la mejora del ecosistema, la restauración biofísica y un impacto neto positivo de todos los SES, frente a los SBM, que suelen adoptar estrategias que reducen o mitigan cierto impacto medioambiental. Asimismo, la regeneración implica dar cuenta de un conjunto más amplio de valores, en vez de basarse meramente en el ámbito económico. Como señalan du Plesis y Gladwin, adoptar una cosmovisión ecológica también implica un cambio de creencias, de valores e incluso de cultura. 

La creación y la entrega de valor 

Mientras los TBM crean valor basándose en las expectativas de los clientes, los SBM crean valor para un conjunto más amplio de stakeholders a través de alianzas o reconfiguraciones de redes. Además, los SBM aportan soluciones diseñando productos y servicios que utilizan menos recursos, reduciendo las emisiones contaminantes y adoptando tecnologías ecoeficientes. Cuando el daño al medio ambiente es causado por un tercero implicado en la cadena de suministro, los SBM optan por la selección de proveedores en función de unas políticas y de unos criterios medioambientales. De forma similar, argumento que los RBM pueden beneficiarse de unos mecanismos de gobernanza más efectivos, especialmente si los negocios promueven y fomentan un impacto neto positivo a lo largo de toda la cadena de valor. 

La regeneración en la creación y la entrega de valor supone considerar la naturaleza como un ‘partner’.

Además, la regeneración en la creación y la entrega de valor supone considerar la naturaleza como un ‘partner’. Las empresas pueden cocrear con la naturaleza comprendiendo los ciclos naturales y sus dinámicas, la estacionalidad y las dimensiones espaciales. Podemos preguntarnos cómo crear valor para la naturaleza. Para crear valor para la naturaleza, debemos reconocer e “intentar” entender la complejidad que hay detrás de la regeneración de los SES. Como ha subrayado Trujillo, la regeneración implica crear las condiciones favorables para que el medio ambiente pueda continuar con sus ciclos naturales, al objeto de preservar la estabilidad y la resiliencia de los ecosistemas. Para alcanzar estos objetivos, necesitamos hacer grandes esfuerzos para implicar a múltiples actores, hacer cumplir los compromisos y diseñar unas estrategias políticas que transformen sistemáticamente los modelos de producción y de consumo. Lamentablemente, las empresas carecen de recursos, incentivos, conocimientos (planteamiento holístico) y/o asistencia sobre cómo crear las condiciones más adecuadas para regenerar los ecosistemas naturales que su actividad perturba.

La captación de valor

En los modelos de negocios, la captación de valor está relacionada con las decisiones financieras que inciden en los aspectos estratégicos de la creación de valor (por ejemplo, las estructuras de costes). Los SBM se preocupan fundamentalmente por minimizar el daño medioambiental (por ejemplo, con botellas fabricadas con plástico reciclado) y, al mismo tiempo, procuran ser económicamente viables y, en ocasiones, beneficiosas para los negocios (por ejemplo, reduciendo costes). Sin embargo, los SBM tienden a defender el principio de una fase de sostenibilidad débil. Como señala Landrum, en esta fase, las empresas preservan sobre todo los principios del valor económico e intentan incorporar soluciones medioambientales. Siguiendo esta lógica, la captación de valor se concibe como un intento por mitigar y/o reducir el daño al medio ambiente, pero no intenta contribuir realmente a un impacto neto positivo. Para lograr este impacto, hay que realizar acciones para mejorar los SES, garantizando un balance positivo para el negocio y para el medio ambiente. 

Si los ecosistemas no se regeneran, la sobreexplotación y/o la falta de una política y de una acción conducirían a un colapso ambiental.

Según Ritala et al., la regeneración es una solución empresarial a las asimetrías institucionalizadas que se derivan de gestionar bienes comunes. Estas asimetrías surgen cuando determinados bienes comunes (el agua, las pesquerías, el aire puro) son utilizados por entidades privadas y sus beneficios retornan solo al ámbito privado y social. Ello es una consecuencia de nuestra concepción de la naturaleza como una realidad no humana y no agéntica. Si los ecosistemas no se regeneran, la sobreexplotación y/o la falta de una política y de una acción conducirían a un colapso ambiental. Así pues, la actividad emprendedora es esencial para promover prácticas regenerativas y restauradoras del medio ambiente. 

Logros alcanzados y oportunidades de investigación 

El RBM obtenido no se concibe como un marco normativo ni descriptivo, sino que es fruto de la unión de elementos de la literatura sobre modelos de negocio y los principios básicos del paradigma de sostenibilidad regenerativa, ofreciendo un enfoque innovador y alternativo a la sostenibilidad corporativa en la investigación y en la práctica de abordar las cuestiones de sostenibilidad de los sistemas sociales ecológicos, como el calentamiento global. Sin embargo, dada la complejidad de los SES, es preciso llevar a cabo una tarea más teórica y empírica para corroborar las conclusiones de esta primera caracterización de un RBM. Ello brinda la oportunidad a los académicos de seguir explorando metodologías de investigación innovadoras y, al mismo tiempo, desarrollar una investigación interdisciplinaria, especialmente entre las ciencias de la gestión y las ciencias ecológicas. Necesitamos adoptar urgentemente unas sólidas prácticas de sostenibilidad en las empresas. Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), estamos muy cerca de desatar unos cambios irreversibles en el sistema terrestre, poniendo en riesgo un espacio de seguridad para la humanidad.
 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.