Registrarse

El rol de las ONG: la importancia del sector y su necesaria evolución

Instituto de Innovación Social

Artículo de Maria Sureda, Mar Cordobés e Ignasi Carreras

En verano de 2020, en una sesión de trabajo con líderes de ONG, surgió una reflexión compartida: ¿Qué rol tiene el tercer sector en esta sociedad y cuál debería tener? ¿De qué modo el impacto de la pandemia ha llevado a replantear el papel de las entidades sociales? 

Como sucedió en otros muchos sectores, la primera respuesta a la crisis sanitaria planteó un importante reto: ¿Cómo poder reajustar la actividad con las limitaciones existentes? En este caso, además, había que añadir la demanda creciente de atención social. Aunque el sector estuvo en primera línea, no siempre fue considerado un servicio esencial. Por ello, los responsables se preguntaron ¿Cómo nos ven? ¿Por qué no se nos ha percibido como agentes clave desde el principio? ¿Qué debemos hacer para que se reconozca la labor que hacemos? Si bien hay temas que han aflorado motivadas por el contexto, estas reflexiones van mucho más allá de la situación de crisis sanitaria, ya que cuestionan el papel y la valoración del sector en nuestra sociedad. 

Estas inquietudes propiciaron el estudio El rol de las ONG: un sector en evolución. En él se identifican las principales macrotendencias que enmarcan el contexto y los retos para el sector, que ya existían con anterioridad pero que, en parte, se han acentuado con la pandemia: ¿Cómo pueden responder las entidades en este entorno de cambio constante y de incertidumbre? ¿Cómo les pueden afectar las macrotendencias globales? ¿Qué proceso de transformación deben impulsar, de forma global como sector, pero también a escala individual cada organización, para adaptarse y poder seguir dando respuesta y tener impacto en la sociedad? 

Un punto esencial era conocer cómo es percibido actualmente el sector. Para ello, se elaboró una encuesta sobre el rol de las ONG, dirigida tanto a responsables de entidades sociales como a personas externas al sector, para que pudieran dar su opinión sobre la labor de este. 

Banco de alimentos
Un grupo de voluntarios trabaja en un banco de alimentos de Europa del Este durante la pandemia

El rol del sector 

Una de las conclusiones principales es que el sector manifiesta la necesidad de un cambio de rol. Se considera que ahora se concentra principalmente en la labor asistencial (el 89% de los encuestados indican que uno de sus roles actuales es la asistencia a colectivos en riesgo y la acción directa, seguido, a distancia, por el 47% que mencionan el empoderamiento y la capacitación de colectivos). Sin embargo, los roles que se considera que deberían ser prioritarios en el futuro son el de trabajar en iniciativas conjuntas con otros agentes, convirtiéndose en agentes del cambio sistémico para la transformación social (señalado por el 80%), seguido del de ofrecer nuevas soluciones disruptivas (49%). Destaca que solo el 16% de los encuestados consideran que el rol asistencial, tan compartido actualmente, debería ser el ideal que habría que mantener en el futuro y, en cambio, esperan que su rol central sea trabajar conjuntamente, puesto que solo el 10% señalan que sea uno de los roles principales en el presente. 

El propio sector considera que debe transformarse y orientarse hacia un enfoque de mayor colaboración e innovación

Las entidades no deben limitarse a apostar por un único rol, sino que pueden combinar varios de ellos, aunque es complicado equilibrar diversos roles y no dispersarse, si no hay una prioridad clara, la cual debe estar alineada inevitablemente con la misión, la visión y los valores de la entidad. La apuesta por un rol determinado debe realizarse en función del valor añadido que la entidad pueda aportar e intentar asociarlo a un modelo de financiación sostenible, así como asegurar la relevancia de este rol en el contexto actual y futuro. 

La conclusión es evidente: el propio sector considera que debe transformarse y orientarse hacia un enfoque de mayor colaboración e innovación. 

¿Cómo es posible este proceso de cambio? 

En el informe, se presentan algunas orientaciones o pistas que pueden favorecerlo. El liderazgo es clave y las personas responsables deben ser conscientes de la importancia de liderar desde el propósito y con una visión compartida. Los cambios de contexto requieren nuevas maneras de definir e impulsar las estrategias. En los momentos de incertidumbre, debemos tener más capacidad de adaptación y de reajuste, y disponer de unos sistemas de trabajo más ágiles. No debemos perder de vista cuál es nuestra misión y qué objetivos perseguimos como entidad, aunque puede que varíe cómo alcanzarlos. Trabajar con las teorías del cambio puede ser una herramienta útil en este sentido. 

Por tanto, en este contexto de incertidumbre y de un posible punto de inflexión, tanto el sector en conjunto como cada una de las entidades deben plantearse un proceso de transformación para determinar cómo responder a desafíos como los siguientes:  

  • Asistencia versus incidencia e innovación social 
  • La colaboración y la generación de alianzas como requisito para la transformación social 
  • Tenemos claro el “para qué”, pero ¿qué pasa con el “cómo”? 
  • La necesidad de aumentar la visibilidad y el reconocimiento del sector 
  • Convertirse en organizaciones más transparentes, abiertas y participativas 

Este proceso de cambio va unido a algunos de los retos que tienen las entidades, como es la limitación de los recursos, sobre todo en un contexto de incremento de las necesidades sociales, o también la necesidad de innovar en general y, más específicamente, en su propia transformación digital (como en otros sectores, la pandemia ha acelerado estos procesos). Será clave poder trabajar la diversidad y la inclusión y hacer una buena gestión del talento en el sector, para responder a las tendencias globales, pero también para poder contar con unos equipos adaptados a la nueva realidad y reducir la endogamia que existía en el pasado, lo cual es necesario para apostar por una mayor colaboración y apertura a otros sectores. 

Cómo se percibe el sector desde fuera 

Nuestra sociedad valora positivamente el trabajo del sector: el 88% de los encuestados piensan que la labor que realizan las ONG es bastante o muy importante. Se considera que las ONG son imprescindibles y que actúan donde es más necesario socialmente (87%). Al preguntar a este mismo grupo de personas externas al sector cuáles deberían ser los roles principales de él, coinciden en la importancia de dos roles: creen que las ONG deberían realizar un trabajo más sistémico y ser agentes del cambio (55%), pero también consideran que deben dedicarse a labores asistenciales y a la acción directa (54%). Por tanto, se espera que mantengan esta tarea de acción directa, pero que la combinen trabajando más en colaboración con otros agentes. 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.