¿Son más propensos al riesgo financiero los países de la zona euro?

Artículo basado en resultados de investigación de Fernando Ballabriga & Carolina Villegas

La crisis financiera reabrió el debate sobre la sostenibilidad del euro a largo plazo. En la actualidad, la unión monetaria está sometida a escrutinio. ¿El euro será sostenible a largo plazo? ¿Están más expuestos al riesgo financiero los países de la zona euro?

Los profesores de Esade Fernando Ballabriga y Carolina Villegas demuestran que los avances en la integración financiera no han dado lugar a mecanismos eficaces para compartir riesgos entre los miembros de la UE. Como resultado, los miembros de la unión monetaria se enfrentan a un mayor riesgo de fluctuación de ingresos.

"Se esperaba que la integración financiera jugara un papel clave en el éxito potencial de la zona euro, pero nuestro artículo documenta el fracaso para cumplir esta expectativa", advierten los autores.

European Parliament
El Parlamento Europeo en Estrasburgo (Foto: Erich Westendarp/Pixabay)

División de productividad entre el norte y el sur

Los autores argumentan que las dificultades actuales de la zona euro parecen sugerir que el euro ha dificultado las reformas estructurales. También ha favorecido una división entre los países especializados en sectores de alta y baja productividad.

"Los países del sur de Europa han sido especialmente vulnerables a los competidores globales y el impacto de la crisis. Observamos que se ha promovido la especialización, pero en la dirección de incrementar la distancia en productividad entre el norte y el sur", explica Ballabriga.

Tras la introducción del euro, los países del sur de Europa –como España, Italia, Grecia y Portugal– experimentaron un aumento en la especialización de los sectores, sobre todo en los de baja tecnología.

Los sectores con mayor especialización en la eurozona son más productivos

Por otra parte, los países del norte de Europa experimentaron un crecimiento acelerado de la especialización en los sectores de alta tecnología.

Esta división de la especialización entre los países del norte y el sur de Europa ha afectado negativamente a la productividad en el sur. Una parte del lento crecimiento de la productividad en el sur de Europa está relacionada con el auge del sector de la construcción y el movimiento de recursos financieros de los sectores que cotizan en bolsa a los que no.

"Nuestros resultados sugieren que los sectores con una mayor especialización en la zona euro son más productivos, pero este efecto positivo sobre la productividad es menor en los países del sur de Europa", señala Villegas.

Mayor riesgo financiero

Uno de los beneficios previstos de la adopción del euro era un aumento de la integración financiera entre los países de la zona euro. No obstante, la integración financiera prevista no ha dado lugar a mejoras a la hora de compartir riesgos. "Para que sea efectiva, la integración financiera tiene que ser suficientemente profunda. Cuando se encuentra en fases iniciales que dependen de simples préstamos, la integración puede acabar teniendo resultados negativos", advierten los autores.

"El euro inició un proceso de integración financiera que estaba dominado, en gran medida, por los préstamos otorgados por los países del norte al sur, lo que finalmente provocó un alto endeudamiento de los países del sur. Claramente, no se trata de un proceso de integración que cabría esperar que aportara mejoras a la hora de compartir riesgos".

Los resultados advierten que la tarea de cumplir la integración financiera ha fracasado

El club de la desigualdad

Los resultados advierten que la tarea de cumplir la integración financiera ha fracasado. Los avances en materia de integración financiera han potenciado una división entre países con estructuras productivas de baja o media tecnología y los de alta tecnología. Como resultado, los miembros de la unión monetaria se enfrentan a un mayor riesgo de fluctuación de ingresos sin una mayor cobertura de seguros.

"Nuestra evidencia sugiere que la división en la especialización ha provocado distintos impactos en la productividad de los sectores, lo que ha afectado negativamente a los miembros del euro especializados en tecnologías bajas-intermedias, y ha contribuido a que la unión monetaria sea el club de la desigualdad".

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.