Registrarse

Influencia sin autoridad: un modelo a seguir

Andrés Raya

El liderazgo no es una posición estática que recibe su legitimidad de funciones y posiciones sino un ‘proceso’, un movimiento dinámico que encuentra su razón y sus cimientos en la interacción con los demás y en el ejercicio de la influencia.

Parte del poder de un líder procede, en las posiciones directivas, de ocupar un cargo que le permite utilizar recursos específicos. Pero también hay unas cualidades personales, tales como la competencia técnica y profesional, la capacidad de despertar sentimientos positivos de cercanía emocional, lealtad e identificación, que conforman la influencia que ejerce ese líder.

En un mundo cambiante basado en la colaboración y el intercambio horizontal de las responsabilidades, la influencia gana cada vez más peso frente a las órdenes y el control. La influencia es de este modo la manera más eficaz para compensar la falta de autoridad y jerarquía, tan frecuente en las nuevas organizaciones (especialmente en las internacionales y en las complejas), y especialmente en las que emplean a trabajadores millennials, reacios a aceptar imposiciones sin convicción.

Infografia basada en el artículo del profesor Andrés Raya, director del programa Liderazgo de Personas y Gestión de Equipos

liderazgo-autoridad

 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.