La brecha de género en los consejos de administración: ¿llegará la paridad?

Romper el techo de cristal en ambientes profesionales dominados por hombres sigue siendo un desafío continuo.

Por Ruth Aguilera

A pesar de los avances, el talento femenino continúa infravalorado a nivel directivo, sobre todo en los más altos cargos de toma de decisiones.

“Es increíble que la mayoría de los consejos de administración todavía incluyan, como máximo, a una o dos mujeres directivas. Dejar en manos de los hombres la decisión de conseguir el 50% de representación femenina es una mala idea... Creo que la paridad debería imponerse por ley".

Esta declaración de Richard Branson, fundador de Virgin, refleja el largo camino que queda por recorrer para obtener la paridad en los consejos de administración. Sus palabras también recogen los esfuerzos que Noruega, Francia, Bélgica, Alemania, Italia y otros países están llevando a cabo para adoptar cuotas obligatorias de género que aumenten la diversidad en los consejos de administración.

Diversidad de género en los consejos de administración: cuotas y recomendaciones en Europa

Cuotas de género en Europa
Fuente: Irma Martínez García, Universidad de Oviedo. Datos obtenidos del European Corporate Governance Institute y Catalyst (2018).

Los bajos niveles de representación femenina alrededor del mundo son sorprendentes, sobre todo porque hay resultados de investigación que demuestran cómo la presencia de mujeres en los consejos de administración a menudo se asocia a:

  • Un mayor retorno y beneficios económicos para las empresas.
  • Una mejora en los controles de gobernanza corporativa y responsabilidad empresarial.
  • Un incremento en la captación de talento y retención de mujeres en las empresas. 

Las cuotas de género obligan a las empresas a actuar con rapidez para identificar, promocionar y retener talento femenino en los consejos de administración.

Para garantizar la paridad en los consejos de administración, varios países en el mundo han implementado leyes de cuotas de género. Las empresas que no cumplan con esta normativa se enfrentan a sanciones legales e incluso, en algunos casos, pueden ser expulsadas.

En la actualidad existen varios niveles de iniciativas dirigidas a aumentar la diversidad en los consejos de administración.

En Noruega, las empresas que no cumplen con las cuotas de género se disuelven

En España, por ejemplo, cualquier nombramiento del consejo de administración que no cumpla con la cuota de género se considera nulo. En Noruega, las consecuencias son más severas: las empresas que no cumplen con las cuotas de género se disuelven y se ven obligadas a trasladarse a otro país.

El gobierno de Noruega fue el primero en establecer una cuota de género del 40% en 2003, una medida obligatoria tanto para empresas estatales como para compañías que cotizan en bolsa.

Norwegian Parliament
El Parlamento de Noruega en Oslo (Foto: Dmitry Valberg/Flickr)

En una investigación conjunta con el profesor de Esade Vicente Bermejo y los coautores Vicente Cunhat y Javier Capape demostramos el siguiente dato: El Norwegian Sovereign Wealth Fund, con un valor de 1,1 billones de dólares e inversión en 9.000 compañías de 73 países, ha logrado imponer con éxito la diversidad de género en los consejos de administración de algunas de sus empresas participadas.

En 2007, España aprobó una cuota de género flexible del 40%. Se trata de una medida menos restrictiva –en vigor pero sin mecanismos que garanticen su cumplimiento– y es solo aplicable a compañías con más de 250 empleados que cotizan en bolsa. 

Otros países que también han aprobado cuotas de género incluyen Bélgica, Finlandia, Francia, Islandia, Israel, Italia y Kenia. La provincia de Quebec, en Canadá, también ha introducido legislación similar.

En nuestra investigación analizamos la presencia de mujeres en consejos de administración en 25 países del mundo: 10 de ellos con cuotas de género y 15 con códigos de gobernanza que incorporan recomendaciones de diversidad.

Nuestros resultados desvelan que los motivos que han llevado a estos países a implementar cuotas de género no son aleatorios. Existen tres factores clave que explican, en gran medida, por qué algunos países han decidido introducir este tipo de legislación para garantizar la diversidad en los consejos de administración.

1. Los países con sólidas políticas sociales están más a favor de la igualdad de género

Los países con sólidas políticas sociales –especialmente aquellas relacionadas con los beneficios de maternidad– tienen más probabilidades de establecer cuotas de género. Estos países son más propensos a implantar políticas de igualdad y brindar oportunidades para que las mujeres tengan mayor representación en los consejos de administración.

Uno de los mejores ejemplos de un sólido Estado de bienestar es Noruega. Desde mediados de los años ochenta, el país nórdico ha ampliado de manera significativa su cobertura de cuidado infantil, educación y duración del permiso de maternidad y paternidad.

Los países con escasas políticas sociales tienen muy pocas probabilidades de implementar cuotas de género

Los países con escasas políticas sociales, sin embargo, tienen muy pocas probabilidades de implementar cuotas de género. Por ejemplo, Estados Unidos –donde el porcentaje de mujeres en consejos de administración es inferior al 15%– es uno de los países con políticas sociales menos generosas en materia de maternidad y cuidado infantil.

2. Los gobiernos de izquierdas son más propensos a establecer cuotas de género

Los resultados de nuestra investigación también demuestran que hay otro factor que contribuye a la adopción de cuotas de género: la tendencia política del gobierno.

Los gobiernos de izquierdas tienden a ser más igualitarios y tienen una mayor capacidad para legislar más allá de los problemas políticos tradicionales (como los derechos laborales), centrándose en otros aspectos clave como la igualdad de género.

3. Las iniciativas que promueven la igualdad son un factor predictor de las cuotas

Los países que acumulan un legado de iniciativas que promueven la igualdad de género tienen más probabilidades de establecer cuotas de género en los consejos de administración. 

Noruega, uno de los principales países con representación femenina en los consejos de administración, es un claro ejemplo de una historia de decisiones gubernamentales que allanaron el camino hacia la legislación de cuotas de género. La constitución del país nórdico en 1814 ya incluía la noción de igualdad de género.

Noruega también fue uno de los primeros países en otorgar el sufragio femenino en 1913. En 1978, el país nórdico también obligó a las autoridades públicas y al sector privado a promover el equilibrio de género y a rendir cuentas anualmente.

Los resultados de nuestra investigación sugieren que los países que combinan dos o tres de estos factores (por ejemplo, Noruega y España) tienen más probabilidades de implementar un amplio conjunto de leyes de cuotas de género, acompañadas de sanciones para aquellos que no las cumplan.

Sin embargo, los países que solo cumplen con uno de estos tres factores acostumbran a tener un progreso muy limitado en materia de cuotas de género.

Este artículo está basado en resultados de investigación publicados en el Journal of Business Ethics.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.