5 factores clave que impulsan la innovación

¿Cómo pueden las empresas acelerar su capacidad para innovar?

Artículo basado en resultados de investigación de Esteve Almirall

Esteve Almirall, experto en innovación y profesor de Esade, y su coautor Tuba Bakici, de la ESC Rennes School of Business han identificado los cinco factores clave que ayudan a las empresas a innovar.

Los resultados de su estudio, publicados en el Journal of Business Strategy, revelan cómo los intermediarios de innovación, un nuevo grupo de actores emergentes, pueden ayudar a las empresas a fomentar la innovación.

"Los intermediarios de innovación construyen sus negocios estableciendo un vínculo entre los problemas y las necesidades de las organizaciones y una comunidad de posibles solucionadores que actúan como facilitadores", afirma Almirall.

Los beneficios potenciales de estos actores emergentes son prometedores

Según los investigadores, los intermediarios de innovación pueden reducir considerablemente los costes transaccionales derivados de la investigación, al tiempo que facilitan la introducción en mercados en busca de propiedad intelectual y conocimientos externos.

Los beneficios potenciales de estos actores emergentes son prometedores. Pero, ¿cómo puede una empresa elegir al intermediario de innovación que mejor satisfaga sus necesidades? El fracaso es parte del proceso, advierten los autores.

Intentos fallidos

"Un claro ejemplo de intento fallido fue el fracaso de la iniciativa de innovación abierta de British Petroleum con InnoCentive, un intermediario de innovación que generó más de 1.000 propuestas para ayudar a contener el vertido de petróleo en el Golfo", explica Almirall. "Las soluciones, que se presentaron de forma cerrada, no se sometieron al proceso de valoración y filtrado necesario, ni las ideas fueron contrastadas por la propia comunidad".

BP decidió no llevar a cabo ninguna de las propuestas de InnoCentive, ya que su análisis se consideró demasiado complejo.

Los 5 mecanismos que promueven la innovación

Para minimizar los intentos fallidos, los autores analizaron a 51 intermediarios de innovación mediante entrevistas con directivos e investigadores, incluyendo a intermediarios como Atizo, dotOpen, Innoget e Ideas Project, de Nokia.

Los autores identificaron cinco modelos de intermediarios de innovación que pueden ayudar a las empresas a potenciar la innovación:

1. Broadcasting

El broadcasting –la búsqueda por difusión– es el mecanismo más común para conectar a los intermediarios potenciales con las empresas. Consiste en publicar la solicitud de innovación en forma de reto dirigido a una amplia audiencia, con la esperanza de que las respuestas revelen que alguien ha desarrollado una solución en otros contextos, o que está dispuesto a hacerlo.

Por ejemplo, la NASA difundió su necesidad de encontrar soluciones para utilizar nuevas formas de materiales de construcción, como la roca basáltica, para promover la exploración en el espacio. La solución, formulada por un profesor universitario en menos de cuatro meses, no solo hacía más viable la exploración espacial, sino que, con un coste de tan solo 15.000 dólares, también era asequible.

El broadcasting puede ser eficaz cuando existe una necesidad claramente definida

Las conclusiones revelan que la función de los intermediarios de innovación en este tipo de búsqueda por difusión es fundamental en el caso de peticiones sumamente específicas y técnicas que requieran desarrollar una solución.

2. Lluvia de ideas

El broadcasting puede ser eficaz cuando existe una necesidad claramente definida, pero hay muchas necesidades y problemas organizativos que están poco definidos, sobre todo durante la fase exploratoria como, por ejemplo, cuando la organización considera nuevas ideas de diseño o tendencias, busca un lema o pretende incrementar su presencia en redes sociales.

Un mecanismo que aborda estas situaciones concretas es la lluvia de ideas, que genera un conjunto diverso de ideas en un entorno escalable para los solucionadores. Con este método, la comunidad crea y publica ideas abiertamente en una plataforma y las filtra mediante votaciones o comentarios.

Los intermediarios actúan de manera similar a un foro en el que ideas y soluciones se generan de forma abierta y colaborativa.

3. Concesión de licencias

En lugar de buscar posibles soluciones, empresas y miembros de la comunidad pueden publicar soluciones de las que hayan desistido para buscar posibles clientes potenciales a los que les resulten valiosas. Este es precisamente el objetivo del mecanismo de concesión de licencias: crear un bazar tecnológico en la web en el que desarrolladores tecnológicos e inversores potenciales puedan encontrarse.

Aunque la concesión de licencias se asemeja a la búsqueda por difusión, ambos mecanismos difieren en un detalle esencial: en el caso de las licencias, las empresas no buscan soluciones, sino contactos relevantes que posiblemente puedan usar soluciones ya existentes en nuevos contextos.

Al trabajar con un intermediario, como Innoget o yet2.com, empresas y particulares publican sus conocimientos en forma de patentes listas para comercializar, productos innovadores y tecnologías ante una comunidad con el objetivo de conceder una licencia para su comercialización.

4. Conexiones

No cabe duda de que las ideas, los productos listos para comercializar y las tecnologías son relevantes, pero las empresas saben que ampliar sus conexiones y contactos, sin tener necesariamente un objetivo inmediato, es tan o más importante. Por este motivo, además de buscar soluciones, puede resultar beneficioso para las organizaciones integrar la comunicación en sus ecosistemas para desarrollar oportunidades de colaboración y alianzas.

Dentro de estas plataformas intermediarias colaborativas, las organizaciones pueden descubrir y ponerse en contacto con posibles inversores, nuevas empresas, socios y clientes creando un perfil que recoja sus intereses y proyectos. Un ejemplo de esta clase de intermediario es dotOpen, que funciona más o menos como un LinkedIn para las empresas: permite a los responsables de tomar decisiones investigar, descubrir y ponerse en contacto con posibles clientes, competidores, inversores, proveedores y otros socios.

5. Equipos de expertos

Aunque la colaboración entre equipos internos puede evolucionar por sí sola para desarrollar ideas, los intermediarios también pueden promover la creación de grupos de expertos, bien seleccionando a los miembros del grupo de entre la comunidad, bien contratando a expertos para que ocupen un puesto en el grupo.

Los estudios indican que los equipos de expertos siempre han demostrado ser importantes en el proceso de creación de innovaciones. Ideas to Go y NineSigma son ejemplos de intermediarios que ofrecen este tipo de mecanismo de emparejamiento.

Es frecuente utilizar este mecanismo para beneficiarse de los conocimientos de la comunidad con el objetivo de resolver problemas claramente definidos pero complejos, o tareas como la construcción de un prototipo o la solución de un problema biomédico.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.