Registrarse

La ciencia de redes podría revelar el estilo distintivo del FC Barcelona

Esade Entrepreneurship Institute

Artículo basado en resultados de investigación de Xavier Busquets (Foto: C. Johnson)

Los aficionados al fútbol probablemente recordarán el FC Barcelona de Pep Guardiola como uno de los equipos más competitivos y exitosos de las últimas décadas.

Un trabajo publicado por el profesor de Esade Xavier Busquets, basado en la ciencia de redes, analiza el estilo de Guardiola liderando una etapa que convirtió al FC Barcelona en uno de los mejores clubes de fútbol del mundo.

La investigación, publicada en la revista Scientific Reports, es fruto de una colaboración con los investigadores Javier Martín Buldú, Juan Carlos Carretero e Ignacio Echegoyen, del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid, y Francisco Seirul·lo, uno de los máximos responsables del cambio de mentalidad del FC Barcelona.

En su análisis, los investigadores definen a los jugadores como nodos de una red y examinan los movimientos de la pelota como si fueran conexiones entre dichos nodos. Esta aproximación permite revelar cómo se organiza el equipo sobre el terreno de juego y ver qué "estructuras" van creando los jugadores. Se trata de un enfoque similar al que utilizan los científicos cuando buscan patrones en otros tipos de redes para desvelar sus secretos.

FC Barcelona football team
Jugadores del FC Barcelona celebrando su victoria en 2010 (Foto: Oemar/Flickr)

Los autores analizaron todas las combinaciones de 50 pases realizadas por el equipo en cada partido de la temporada 2009-2010. Probablemente la etapa más fructífera de la era Guardiola, en que el equipo ganó las seis grandes competiciones en las que participó (la Supercopa de España, la Supercopa de la UEFA, la Copa del Mundo de Clubes de la FIFA, la Copa del Rey, LaLiga y la Champions League).

Los resultados obtenidos muestran que la red que trazaban los jugadores del Barcelona en sus pases era más amplia que la de los equipos rivales de LaLiga, la competición nacional de fútbol de España. Además, la red del FC Barcelona concentraba la mayor parte de su actividad en el campo rival y estaba más cerca de la portería rival y más lejos de su propio portero.

Los resultados obtenidos muestran que el FC Barcelona concentraba la mayor parte de su actividad en el campo rival

“El objetivo de este estilo de juego es jugar el balón para crear opciones de pase que generen superioridad de forma sistemática", afirma Xavier Busquets. "En los modelos de juego del FC Barcelona, la dispersión de la posición de los jugadores es mayor y la ratio de avance es más alta, lo cual crea situaciones de ventaja sistemáticas".

Es más, cuando las redes de pase se construyen como la simple adición de todos los pases realizados entre los jugadores durante el partido, se observan diferencias estadísticamente significativas entre las redes de pase del FC Barcelona y las de sus rivales. Estas diferencias revelan los beneficios del estilo de juego del Barcelona.

Messi Barça
Messi durante un partido entre el FC Barcelona y Manchester City en el Camp Nou, en agosto de 2009 (Foto: Tsutomu Takasu/Flickr)

“El estilo de juego del FC Barcelona presenta una mayor resiliencia local a la pérdida del balón en los pases (debido a una aglomeración mayor), un menor número de acciones para que dos jugadores del equipo puedan conectar entre ellos (debido a un trayecto menor del balón) y un nivel más alto de conectividad entre todo el equipo”, afirma Busquets.

Pero el análisis del estilo del FC Barcelona no se centra exclusivamente en la distribución de los jugadores y en cómo conectan entre ellos para pasarse el balón. También analiza cómo van cambiando estos patrones durante el partido.

El análisis pone de manifiesto algunas de las características particulares del juego de Guardiola, como que es el equipo más rápido sincronizando una red de 50 pases –puesto que el FC Barcelona intenta jugar en el campo rival– y que, cuando el equipo rompe su propia red, la posibilidad de conceder un gol aumenta.

Cuando el equipo rompe su propia red, la posibilidad de conceder un gol aumenta

El estilo propio de Guardiola ha dejado su marca en uno de los mejores liderazgos distribuidos de la historia. Según el modelo de red, Xavi, Iniesta, Messi, Puyol y Busquets son los “nodos” más activos de la red, actuando como hubs dinámicos de la red de pases (jugadores con la máxima centralidad).

El estudio destaca la existencia de un liderazgo compartido en las diferentes fases del juego. "Los jugadores siguen el juego desplegado por sus líderes de forma coordinada. Un buen ejemplo es el grado de conectividad, que muestra que el equipo no depende de un jugador estrella, sino de una red de liderazgo distribuido que se va organizando de forma dinámica en función de la fase del juego", explica Busquets.

El estudio destaca la existencia de un liderazgo compartido en las diferentes fases del juego

"Creemos que un modelo de juego de estas características no es resultado de la casualidad, sino de la creación de una escuela. Las nuevas incorporaciones, para adaptarse al juego, deben aprender a no organizarse en líneas estáticas de defensa, medios y ataque sino en una organización dinámica alrededor del balón y definiendo dos fases del juego: jugar el balón y recuperarlo".

Los resultados de la investigación ofrecen una nueva perspectiva utilizando la ciencia de redes para analizar un ámbito que a menudo se observa desde un punto de vista más apasionado. “En el campo de juego, todos los equipos aprenden, se desarrollan y evolucionan. Nuestro objetivo es ampliar el alcance del proyecto con nuevas líneas de investigación, porque creemos que tenemos mucho que aprender y que podemos generar nuevos conocimientos en torno a este juego tan fascinante".

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.