Cómo motivar a los trabajadores del sector público

Artículo basado en resultados de investigación de Marc Esteve & Carlos Losada

La carga administrativa de los trabajadores en el sector público se hace menos llevadera cuando los salarios son bajos y se exigen jornadas laborales más largas. Esta ha sido –y continúa siendo– la tónica dominante en muchos países desarrollados desde la crisis financiera de 2008.

Durante años, las organizaciones del sector público han tenido que compaginar la austeridad con la exigencia de mejorar los servicios públicos, una tendencia que se resume en el mantra "hacer más con menos".

La crisis económica fue el detonante de un gran número de problemas económicos y de la adopción de medidas de austeridad en el sector público, que derivaron en recortes salariales en 20 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, así como programas de reducción de plantilla en 15 países.

Una investigación de los profesores de Esade Marc Esteve y Carlos Losada, publicada en la revista académica Public Administration Review, revela el impacto de estas políticas en la motivación de los empleados públicos y cómo influyen en su satisfacción laboral.

Los autores analizaron los niveles de motivación y satisfacción laboral de un total de 9.761 empleados públicos de 34 países de la Unión Europea.

Bus driver
Las medidas de austeridad reducen los niveles de motivación y satisfacción de los empleados públicos (Foto: @marjanblan/Unsplash)

Los resultados confirman la hipótesis inicial de los autores y corroboran que existe evidencia empírica entre los niveles de motivación de los trabajadores públicos y las medidas de austeridad: los recortes reducen los niveles de motivación y satisfacción de los empleados públicos.

"Los empleados públicos en Europa acostumbran a hacer jornadas laborales largas, con una remuneración baja, un hecho que contribuye a que los niveles de satisfacción y motivación se reduzcan", afirma Esteve.

La investigación muestra una fuerte correlación entre la presión laboral y las condiciones de trabajo cambiantes de los trabajadores del sector público. También pone de manifiesto el impacto directo de las medidas de austeridad en la reducción de los niveles de motivación y satisfacción laboral de los trabajadores.

Los autores concluyen que sus resultados corroboran la teoría sobre la demanda de empleo (peores condiciones laborales derivan en menos satisfacción), así como la teoría contractual en el campo de la psicología (los recortes se perciben como violaciones de los derechos contractuales, incidiendo de forma directa en el nivel de satisfacción laboral).

Cuando los trabajadores se sienten identificados con los valores de la organización el impacto negativo se reduce

Pero todavía hay esperanza. Los resultados también revelan que los valores juegan un papel clave en el proceso: cuando los trabajadores se sienten identificados con los valores de la organización el impacto negativo se reduce.

Los trabajadores entrevistados en el estudio afirman que el hecho de saber que los valores de su organización están alineados con sus propios valores personales hace que las medidas de austeridad no tengan un impacto tan fuerte en sus niveles de motivación.

Aunque esta percepción no tiene incidencia directa en la satisfacción laboral, los valores compartidos entre el trabajador y la organización podrían convertirse en un escudo protector y ayudar a prevenir el impacto negativo de las medidas de austeridad en los trabajadores del sector público.

“Los líderes del sector público deberían premiar las medidas dirigidas a potenciar los valores compartidos, sobre todo en épocas de austeridad económica", concluyen los autores.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.