4 factores clave para mejorar la gestión del conocimiento en las ONG

Por Instituto de Innovación Social

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) que no invierten esfuerzos estratégicos en gestionar el conocimiento corren el riesgo de perder su influencia social, según un informe del Instituto de Innovación Social de Esade y la Fundación PwC.

El estudio Conocimiento y ONG: Influencia e impacto social destaca varios factores clave que pueden ayudar a las ONG a mejorar su gestión del conocimiento e incrementar su influencia social.

Según el informe, el 89% de los directivos de ONG encuestados reconoce la importancia de la gestión del conocimiento, pero tan solo el 34% afirma que forma parte de su estrategia.

El estudio revela que las ONG que adoptan los cuatro siguientes factores clave tienen más probabilidades de mejorar su gestión del conocimiento, relevancia social y capacidad de impulsar el cambio:

1. Cultura organizativa

La cultura organizativa es como el viento: es invisible, pero sus efectos pueden verse y percibirse. Estas reglas organizativas no escritas conforman las creencias de los empleados y refuerzan el compromiso compartido y el sentido de pertenencia.

Compartir conocimientos es un proceso participativo que funciona mejor cuando los empleados adoptan una mentalidad proactiva. "Para promover correctamente la gestión del conocimiento, las ONG necesitan una cultura que cree un entorno que promueva la creatividad y que permita compartir ideas entre departamentos y áreas", explica Ignasi Carreras, coautor del estudio y director del Programa Esade-PwC de Liderazgo.

Una cultura que promueve la gestión del conocimiento aumenta la satisfacción laboral

Una cultura que promueve la gestión del conocimiento ofrece claros beneficios para los empleados: promueve el aprendizaje, aumenta la satisfacción laboral y reduce la rotación del personal.

En la actualidad, la cultura de las ONG a menudo carece del potencial de aprendizaje que ofrecen los errores. Para que la cultura tenga un impacto real en el conocimiento, los entornos laborales deberían permitir el fracaso y animar a los equipos a asumir riesgos.

10 pasos para crear una cultura organizativa que promueva la gestión del conocimiento

  1. Comunicar los beneficios de la gestión del conocimiento a los empleados.
  2. Empezar con pequeñas victorias que aporten resultados inmediatos.
  3. Promover sistemas de gestión del conocimiento fáciles de implementar.
  4. Facilitar relaciones presenciales que creen confianza entre los empleados.
  5. Crear incentivos que promuevan el intercambio de conocimientos entre compañeros.
  6. Integrar la gestión del conocimiento en los procesos de RR.HH., como descripciones de funciones y evaluaciones de empleados.
  7. Obtener el apoyo de la alta dirección a nivel estratégico y para el uso práctico de sistemas de conocimiento.
  8. Promover prácticas inclusivas y ampliar la transferencia de conocimiento más allá de los límites de la organización.
  9. Desarrollar las competencias de aprendizaje y gestión del conocimiento de altos directivos y empleados en puestos clave.
  10. Hacer que las estructuras organizativas sean más flexibles y promover estilos de liderazgo compartido y abierto.

2. Estilo de liderazgo

La creación y la transferencia de conocimientos es un proceso social, y el liderazgo es un factor clave para el éxito. ¿Qué tipo de liderazgo es más eficaz para promover una cultura que facilite la gestión del conocimiento en las organizaciones?

"Dado que el conocimiento, por su naturaleza, es disperso e intangible, el equipo directivo debería adoptar un estilo de gestión menos controlador y convertirse en mediador, brindando oportunidades a las personas que comparten conocimientos", explica la investigadora de Esade Maria Sureda, coautora del informe.

El liderazgo debería impulsar la innovación

"El liderazgo debería impulsar la innovación y promover un entorno que permita que los empleados desarrollen sus propias iniciativas. Los líderes que son accesibles, que piden opiniones de manera proactiva y que conocen sus limitaciones contribuyen a crear entornos de trabajo que promueven la transferencia de conocimientos y la innovación".

Estilos de liderazgo que promueven la gestión del conocimiento

  • Liderazgo que se comparte y difunde en toda la organización.
  • Liderazgo que crea y facilita espacios para la diversidad.
  • Liderazgo que promueve la innovación entre equipos.
  • Liderazgo que inspira y facilita la comunicación abierta y el impacto potencial de la gestión del conocimiento.
  • Liderazgo basado en la realidad y que persigue transformar la organización.
  • Liderazgo que otorga libertad a los empleados y genera confianza.

3. Herramientas tecnológicas

La gestión del conocimiento ha cambiado radicalmente en la última década gracias a los avances tecnológicos. Las ONG deben aprovechar las nuevas tecnologías para integrar mejor el conocimiento en sus rutinas organizativas.

Las herramientas tecnológicas que pueden contribuir a mejorar la gestión del conocimiento en ONG incluyen plataformas colaborativas, herramientas de simulación, motores de búsqueda, plataformas de aprendizaje electrónico, software de CRM, herramientas de minería de datos y de minería de texto, así como herramientas de apoyo para desarrollar mapas mentales, generar ideas e impulsar la creatividad.

Estas plataformas –que incluyen Slack, Asana, Trello y Microsoft Teams– conectan equipos a servicios y aplicaciones que proporcionan los recursos necesarios para trabajar de manera coordinada. El objetivo principal consiste en centralizar las comunicaciones de las ONG en una única plataforma que permita mejorar la gestión global del conocimiento.

4. Estructura y procesos organizativos

Para que la gestión del conocimiento sea eficaz, las ONG deben implementar sistemas y funciones específicas. En algunos casos, ello puede implicar invertir en recursos o crear estructuras adicionales, pero con más frecuencia simplemente implica reorganizar y hacer un uso más eficiente de las estructuras y recursos existentes.

Las estructuras típicas de las ONG tienden a ser jerárquicas

Las estructuras organizativas deben guiar los procesos de gestión del conocimiento, pero sin crear barreras. Las estructuras típicas de las ONG tienden a ser jerárquicas y su rigidez limita la capacidad de gestionar el conocimiento adecuadamente. Las ONG que adoptan estructuras más horizontales, cooperativas y flexibles tienen más probabilidades de impulsar la generación de conocimiento.

La estructura ideal para gestionar el conocimiento en las ONG es una matriz, una combinación de elementos promovida por la organización y a nivel local. Una estructura matricial ofrece a las ONG más oportunidades para intercambiar conocimientos y experiencias.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.