Registrarse

¿Les preocupa a los empleados la responsabilidad social corporativa estratégica?

Por qué la RSC estratégica puede llevar a los trabajadores a establecer vínculos afectivos con sus organizaciones

Artículo basado en una investigación de Ignacio Duran (Esade), Pablo Rodrigo y Claudio Aqueveque (Universidad Adolfo Ibáñez)

En un mundo con tantos problemas sociales y medioambientales, las empresas no pueden permitirse ignorar la responsabilidad social corporativa (RSC). Cada vez son más las compañías que responden a esta presión global impulsando iniciativas para abordar los retos sociales y medioambientales. ¿Pero cómo inciden estas iniciativas de RSC en el compromiso de los empleados?

Los trabajadores son una parte esencial de cualquier iniciativa de RSC: sin su contribución y compromiso, resultaría casi imposible hacer realidad iniciativas sociales y medioambientales. Las conclusiones más recientes que presenta el investigador de Esade Ignacio Duran en Business Ethics: A European Review aportan indicios sobre cómo reaccionan los trabajadores ante los programas de RSC y de qué modo sus percepciones pueden influir en su compromiso hacia la organización.

Para arrojar luz sobre esta materia, Duran y sus coautores verificaron sus hipótesis a través de una muestra de 579 trabajadores de distintos sectores, sexo, edad, cargo y antigüedad en el puesto, cuyas empresas implementaron iniciativas de RSC.

Nuestras conclusiones corroboran que la RSC estratégica tiene un triple impacto positivo en el mundo

“Los datos cualitativos indican que los empleados se implican más cuando perciben que la RSC está alineada con la estrategia y con los procesos empresariales”, afirma Duran. Sin embargo, pese a la importancia de la RSC estratégica, muchas empresas la siguen entendiendo como una serie de acciones sociales y medioambientales dispersas que no están alineadas necesariamente con las principales demandas de sus stakeholders ni con los procesos básicos del negocio.

“Esta fragmentación es un problema porque la evidencia científica indica que convertir la RSC en una prioridad estratégica resulta beneficioso para las organizaciones”, señala Duran. “Las empresas que incorporan las preocupaciones de sus stakeholders en los procesos de diseño de sus estrategias presentan un mejor desempeño que sus competidoras. La RSC estratégica también ayuda a las empresas a gestionar las crisis y a mejorar la calidad de sus informes de sostenibilidad”.

engaged employees
Contenido relacionado: Contratar a un director de RSC mejora los resultados de la empresa

Las conclusiones de esta investigación confirman que convertir la RSC en una prioridad estratégica transmite un mensaje convincente y coherente a los empleados, como por ejemplo que la empresa está abordando las demandas básicas de sus stakeholders. Esta característica distintiva de la RSC estratégica permite que los trabajadores crean que desde fuera se valora su participación en la empresa, y ello conlleva dos reacciones positivas: los empleados sienten que “van a la una” con la organización y encuentran un sentido trascendente a su trabajo.

“Nuestras conclusiones corroboran que la RSC estratégica tiene un triple impacto positivo en el mundo: las empresas logran ser más rentables, los empleados contraen un compromiso afectivo con sus empresas y se abordan las principales demandas de los stakeholders”, afirma Duran.

La RSC y el compromiso de los trabajadores con la organización

En su investigación, los autores analizan la “micro RSC”, que consiste en estudiar los procesos psicológicos subyacentes del individuo que sustentan la RSC. Duran y sus coautores –Pablo Rodrigo y Claudio Aqueveque (Universidad Adolfo Ibáñez)– han encontrado pruebas concluyentes que relacionan la RSC con el nivel de compromiso afectivo de los empleados con su organización.

“Nuestra investigación muestra que cuando los empleados detectan este tipo de iniciativas responsables se desarrolla en ellos un tipo concreto de compromiso con la organización. La razón es que esta RSC estratégica constituye un mensaje persuasivo que transmite a los empleados una idea esencial: que la empresa está abordando las demandas más importantes de sus stakeholders y, de este modo, que está actuando como debe”, señalan los autores.

Convertir la RSC en una prioridad estratégica transmite un mensaje convincente y coherente a los empleados

Estas iniciativas, según los investigadores, se manifiestan más próximas a las expectativas de los trabajadores con respecto a las responsabilidades sociales y medioambientales de la empresa y les crea un vínculo emocional que afecta positivamente a su compromiso afectivo. En otras palabras, los trabajadores aumentan su implicación emotiva en la organización gracias a los objetivos, los valores y las actividades de la empresa, lo cual hace que a los empleados les guste pertenecer a ella y sientan el deseo de seguir formando parte de la organización.

El compromiso afectivo con la organización es visible de varias maneras. Por ejemplo, los empleados pueden mostrarse felices por el hecho de pertenecer a la empresa y mantenerse fieles a ella porque “quieren”, no porque “deben”, puesto que sienten un apego sentimental positivo hacia ella. “Este vínculo explica por qué el compromiso afectivo con la organización está estrechamente relacionado con unos índices más bajos de rotación y de absentismo, y está asociado a un mejor desempeño laboral”, señalan los investigadores.

Según los autores, los trabajadores pueden desarrollar tres mecanismos psicológicos subyacentes que conectan la RSC con el compromiso afectivo con la organización: el prestigio externo, la identificación con la organización y el significado de su trabajo.

1. Prestigio externo

Las organizaciones que son percibidas como socialmente valiosas inciden en la propia identidad de sus empleados, pues les ayudan a crear una imagen positiva de sí mismos. Una consecuencia esencial de este proceso es que contribuye a aumentar la autoestima porque los trabajadores sienten que forman parte de una firma de renombre. Y es que las personas derivamos una parte de quiénes somos de los grupos en los que participamos, puesto que ello nos permite satisfacer ciertas necesidades psicológicas.

Siguiendo esta lógica psicológica, añaden los autores, las organizaciones han de tener algunos atributos que sus trabajadores consideren que la sociedad valora. De lo contrario, los individuos no podrán sentirse orgullosos ni sentir autoestima por el hecho de pertenecer a este grupo.

Conservation area
La RSC estratégica transmite un mensaje convincente a los trabajadores, según el cual las empresas ayudan a sus stakeholders más importantes (Foto: Debbie Helbing/Getty Images)

Para los empleados, este dato concluyente implica que la organización debería activar una serie de acciones de RSC profundamente arraigadas con el fin de abordar las demandas de sus principales stakeholders. “Este tipo de RSC tiene más sentido para los trabajadores, porque se acerca más a sus criterios y a sus opiniones personales sobre cuáles deberían ser las responsabilidades de la empresa”.

La RSC estratégica transmite un mensaje convincente e importante a los trabajadores, según el cual las empresas ayudan a sus stakeholders más importantes, que son los que se ven más afectados por sus operaciones. Ello podría interpretarse como una característica socialmente valiosa que podría llevar a los trabajadores a creer que otros tienen en un gran concepto que ellos pertenezcan a este grupo, lo cual puede incrementar el prestigio social percibido por ellos.

2. Identificación con la organización

Las personas valoran el hecho de pertenecer a grupos que comparten sus mismas creencias, que tienen una identidad social que es percibida en términos positivos y que son bien vistos por los demás. Como señala la teoría de la identidad social, ello sucede porque esta valoración incrementa el sentimiento de estima en los trabajadores y, en consecuencia, su autoestima, participando en los éxitos de la empresa.

Cuando los trabajadores se identifican con su empresa por las actividades de RSC que esta lleva a cabo, se sienten orgullosos de ello y se ven como miembros responsables de la sociedad

“Nuestras conclusiones muestran que la identificación con la organización es una vía esencial para incrementar el compromiso afectivo de los trabajadores. Estos mecanismos de identificación provienen de la convicción de los empleados de que los demás tienen en gran concepto a su empresa”. Según los autores, ello ocurre porque la RSC estratégica emite un mensaje persuasivo e importante para los trabajadores y supuestamente para la sociedad, que otorga un papel clave al prestigio externo que lleva a sentirse identificado con la organización.

Cuando los trabajadores se identifican con su propia empresa por las actividades de RSC que esta lleva a cabo, se sienten orgullosos de ello y, en consecuencia, se ven como miembros responsables de la sociedad. Y, puesto que el orgullo es una respuesta de tipo emocional, acrecienta a su vez su compromiso afectivo con la organización. "La identificación a través de la RSC estratégica puede constituir un reflejo de las opiniones propias y de las expectativas personales de los trabajadores, y generar un apego afectivo‐sentimental hacia la organización".

3. Significado del trabajo

Otro aspecto que puede llevar a los empleados a sentirse orgullosos de su organización es encontrar un sentido trascendente al trabajo en sí. Es aquí donde la RSC estratégica juega un papel crucial a la hora de establecer lazos afectivos entre los empleados y sus respectivas organizaciones. “Cuando las empresas adoptan un nuevo rol en la sociedad tomando en consideración los aspectos sociales y medioambientales, los empleados pueden percibir que su rol va más allá de la obtención de beneficios y contribuyen a crear un mundo mejor, lo cual da un sentido más profundo al trabajo que llevan a cabo”, señalan los investigadores.

La RSC estratégica puede ayudar a los trabajadores a sentir una 'vocación' y encontrar un sentido más profundo a su trabajo

La RSC estratégica hace que los empleados se sientan orgullosos de su trabajo y mejora su autoestima. Aunque la transcendencia de un empleo es un elemento característico de las profesiones socialmente más valoradas, como las enfermeras o los bomberos, los autores sostienen que la RSC estratégica también puede ayudar a los trabajadores que operan en sectores más tradicionales, como la banca y el sector logístico, a sentir una “vocación” y encontrar un sentido más profundo a su trabajo. “Trabajar para una entidad que es considerada socialmente justa en las interacciones con sus stakeholders puede contribuir a satisfacer la necesidad de las personas de dar sentido a su existencia”, concluyen los investigadores.

Consecuencias prácticas de la investigación

  • Para conseguir que los trabajadores aumenten su compromiso afectivo con la organización, los directivos deberían rediseñar las iniciativas de RSC en dos direcciones. Primero, orientar estas iniciativas para abordar las principales demandas de sus stakeholders y, segundo, arraigar estos programas en la misión, las actividades y los procesos estratégicos de la empresa.
  • Integrar la RSC en la estrategia corporativa puede contribuir a mejorar el desempeño empresarial, porque hace que los empleados desarrollen un mayor compromiso afectivo con la organización, y ello puede incrementar la productividad y reducir las rotaciones y el absentismo.
  • Una plantilla con mayor compromiso afectivo con la organización puede convertirse en un activo poco usual e inimitable y suponer una ventaja competitiva sostenible.
Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.