Registrarse

Formando a nuevas generaciones de defensores del clima

Artículo basado en una investigación de Pedro Aznar Alarcón

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas ha identificado 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), desafíos fundamentales que deben alcanzarse para la supervivencia de la humanidad en nuestro planeta.

Alcanzar estos objetivos y lograr los cambios que suponen a largo plazo en las políticas globales y en el comportamiento de la sociedad dependerá de las generaciones futuras de directivos que han crecido inmersos en la digitalización, en un entorno muy distinto al de sus padres.

El profesor de Esade Pedro Aznar Alarcón ha llevado a cabo una investigación sobre la mentalidad y aptitudes de una cohorte de estudiantes españoles de ciencias empresariales y su implicación en los ODS. La investigación, un trabajo conjunto con Llorenç Bagur-Femenías (Barcelona School of Management) y Marian Buil-Fabregá (Universidad Pompeu Fabra), examina de forma exhaustiva la literatura disponible sobre "nativos digitales", eso es, los nacidos en el umbral del nuevo milenio y que en la actualidad están cursando estudios superiores.

Alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible dependerá de las generaciones futuras de directivos

No solo sus vidas y experiencias de aprendizaje se han caracterizado por la inmersión tecnológica. Los nativos digitales también han conocido las preferencias por el aprendizaje experiencial, que encaja bien con el marco de gestión estratégica de las capacidades dinámicas individuales de detección, aprovechamiento y transformación de las oportunidades para el cambio.

El equipo investigador exploró la relación entre las características de los nativos digitales y estos rasgos o competencias específicos. Comprender mejor cómo aprenden los nativos digitales y qué relación existe entre los rasgos que los caracterizan y las capacidades dinámicas individuales podría ayudar a diseñar planes de estudios, programas académicos y actividades de aprendizaje, con el objetivo de proponer nuevas formas de educar a las próximas generaciones para que puedan cumplir con los compromisos de los ODS.

Future of learning
Contenido relacionado: El futuro de la educación en un mundo post-covid

Nativos digitales y capacidades dinámicas individuales

El análisis estadístico de los investigadores, basado en encuestas a estudiantes de varios programas relacionados con el emprendimiento en el TecnoCampus-UPF, confirmó la existencia de una relación demostrable entre los rasgos de los nativos digitales definidos en el cuestionario (vinculados a una serie de comportamientos y preferencias) y las capacidades dinámicas individuales, entre las cuales destacaban la detección de nuevas oportunidades y la innovación.

Para los educadores, identificar esta relación entre los valores intrínsecos de estos jóvenes y su capacidad de detectar nuevas oportunidades podría ser una herramienta útil para fomentar el compromiso a favor del desarrollo sostenible y para alcanzar los ODS. Los investigadores concluyeron su análisis formulando varias recomendaciones a las instituciones de educación superior, procurando no generalizar unas conclusiones extraídas de 500 cuestionarios generados en una sola escuela de negocios.

Impulsar una educación que fomente el compromiso con los ODS garantizaría que, cuando estas nuevas generaciones se incorporen al mundo laboral, contribuyan a configurar una cultura positiva del cambio

Impulsar una educación que fomente el compromiso con los ODS garantizaría que, cuando estas nuevas generaciones se incorporen al mundo laboral, contribuyan a configurar una cultura positiva del cambio, aportando nuevas ideas e innovaciones que ayuden a transformar organizaciones tradicionales. El desarrollo de competencias emprendedoras puede ayudar a fomentar esta actitud, promoviendo el pensamiento crítico y la resolución de problemas, como motores principales para impulsar la acción urgente que se necesita para abordar los problemas sociales y medioambientales de las sociedades globalizadas contemporáneas.

Si las instituciones de educación superior adoptan también medidas para transformar su propia relación con el desarrollo sostenible y con el futuro del planeta, por ejemplo integrando los ODS en sus planes de estudios o al diseñar actividades de aprendizaje, contribuirán a hacer realidad el idealismo interiorizado de las generaciones más jóvenes de avanzar en el compromiso real a favor de los objetivos medioambientales, sea cual sea su campo de estudio.

De este modo, las generaciones más jóvenes estarán en condiciones de influir en su lugar de trabajo y en el comportamiento futuro de sus instituciones; de hecho los miembros más jóvenes de la generación de los millennials –que han crecido con una importante influencia de los nativos digitales en sus vidas– ya están desarrollando carreras sénior de todo tipo por todo el mundo.

University of the future
Contenido relacionado: La universidad del futuro

Las empresas necesitan aceptar el cambio

Los investigadores también formulan recomendaciones para las empresas, al objeto de que alineen sus objetivos comerciales competitivos con los ODS. Y es que la forma de pensar de esta nueva generación, impulsada por los valores, resulta esencial para responder con éxito a las incertidumbres económicas y a los cambios constantes del entorno empresarial y tecnológico actual.

De este modo, las empresas que desarrollen y promocionen a los nativos digitales dentro de sus organizaciones, y que incorporen su forma de pensar y sus ideas en la cultura organizativa, contribuirán a impulsar la innovación y la sostenibilidad en sus propios negocios y en la sociedad en general. Si les ofrecen oportunidades de formación y desarrollo para empoderarlos con capacidades dinámicas individuales, crearán la capacidad individual e institucional de detectar, aprovechar y transformar las oportunidades.

Las empresas que desarrollen y promocionen a los nativos digitales dentro de sus organizaciones contribuirán a impulsar la innovación y la sostenibilidad

Para las empresas más tradicionales y con métodos de toma de decisiones muy consolidados, ello supondrá una auténtica apertura a nuevas maneras de hacer las cosas. Solo actuando juntos a nivel social podremos empezar a introducir los cambios de mentalidad necesarios para frenar el desastre ecológico.

Un cambio antes de que sea demasiado tarde

El cambio tiene que empezar con la educación, como señalan los investigadores en sus conclusiones:

"Según la Educación para los ODS (UNESCO, 2017), el diseño de programas y planes de estudios del sistema educativo debe incluir algunas competencias concretas para alcanzar el objetivo de lograr que los ODS formen parte de las competencias y de los valores adquiridos a través de la educación. Entre otras competencias, el documento cita las del pensamiento sistémico o las de la capacidad de anticipación, que son competencias con una vinculación clara con la capacidad dinámica de detección, y esta es una de las principales conclusiones de este trabajo de investigación".

Sensibilizar acerca de los ODS e incluir las capacidades dinámicas en el sistema de la educación superior es un llamamiento claro a la acción que el mundo no puede permitirse ignorar.

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.