Analizando la intención migratoria de los estudiantes internacionales

España es un destino atractivo para los estudiantes internacionales y puede ser una opción interesante para desarrollar su carrera profesional. Pero, ¿qué motiva a algunos estudiantes a quedarse y por qué la mayoría se va?

Rita Rueff

Durante el curso 2021/22, el número de estudiantes internacionales matriculados en programas de grado de universidades españolas ascendió a casi 85.000. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Universidades español, este año se matricularon un 27% más de alumnos extranjeros. 

Los estudios de la OCDE indican que entre el 15 y el 30% de los estudiantes internacionales se quedan en el país de acogida tras acabar sus estudios, lo que significa que el mercado laboral español podría recibir a más de 25.000 especialistas internacionales altamente cualificados. 

La disyuntiva: ¿Quedarse o no quedarse? 

Pero, ¿por qué la mayoría se va y qué hace que otros estudiantes quieran quedarse? Según Rita Rueff-Lopes y Josep Sayeras, de Esade, y Ferran Velasco, de EADA Business School, se trata de un tema que apenas ha sido objeto de estudio. 

Para llenar este vacío, entrevistaron a 63 estudiantes internacionales que habían obtenido un máster de empresariales en alguna universidad privada internacional de prestigio en España. Los resultados del estudio, publicados en la revista Journal of International Migration and Integration, revelaron ocho categorías principales de factores que motivaron a los estudiantes internacionales a quedarse en España una vez acabados sus estudios y cinco motivos principales por los que decidieron volver a su país. 

Según los investigadores, estos datos son valiosos para los responsables de diseñar las políticas y para los orientadores vocacionales a la hora de desarrollar e implementar programas y ayudas. 

La globalización de la enseñanza superior 

De acuerdo con los datos de la OCDE, entre 1975 y 2016, el número de estudiantes internacionales se multiplicó por cinco. La globalización continúa transformando el panorama laboral, por lo que las empresas solicitan, cada vez más, candidatos con perfiles internacionales muy especializados

Como respuesta a ello, las instituciones de educación superior, con el respaldo de los gobiernos, invierten cada vez más recursos en atraer a los estudiantes que se ajustan a dichos perfiles y en ofrecer programas orientados a mejorar sus oportunidades laborales. 

Las empresas solicitan, cada vez más, candidatos con perfiles internacionales muy especializados

España ha sido el país de Europa que más estudiantes ha enviado y recibido en el marco del programa Erasmus durante los últimos 10 años. Y es que se trata de un país atractivo tanto para los estudiantes de la Unión Europea como para los de América Latina, ya que casi el 68% de todos los estudiantes internacionales proceden de estas dos regiones.  

Pero, hasta ahora, no se sabía mucho sobre los factores que incitan a los estudiantes a emigrar tras finalizar sus estudios

La vida en el extranjero

Para su estudio, los investigadores seleccionaron a participantes que habían obtenido un máster en un ámbito empresarial de alguna universidad española de prestigio durante el curso académico 2020-2021. 

Todos los participantes tenían trabajo en el momento de la entrevista, ninguno era ciudadano español ni había vivido en España antes de sus estudios. Se aplicaron controles para garantizar que la muestra era diversa. 

Las entrevistas se grabaron en vídeo y se transcribieron textualmente. De los 63 participantes, el 73% eran hombres. Todos los participantes entrevistados tenían entre 24 y 31 años.  

Algo menos de la mitad de los participantes habían decidido desarrollar una carrera internacional después de graduarse, de los cuales, el 16% optaron por quedarse en España. El 53% restante volvió a su país de origen. 

Los investigadores utilizaron varias técnicas de análisis cualitativo distintas, como el análisis de contenido, para determinar unas categorías de motivación basándose en los temas de los datos brutos, y el método o la metodología de la teoría fundamentada, para clasificar dichos temas. 

El proceso se tradujo en un modelo 2 x 2, que incluía cinco categorías relacionadas con el trabajo y ocho categorías no relacionadas con el trabajo, por lo que se refiere a la decisión de desarrollar o no una carrera internacional. Los datos se analizaron de forma independiente y, tras varias rondas de discusión, se alcanzó un acuerdo del 100% entre los evaluadores.  

Motivaciones de los estudiantes para migrar

Categorías relacionadas con el trabajo para emigrar al país de acogida

Se identificaron tres categorías directamente relacionadas con el trabajo en sí que impulsaban a los estudiantes internacionales a desarrollar una carrera en otro país: el sueldo, las oportunidades profesionales y que su empresa ideal estuviera situada en el extranjero. 

Aunque, por lo general, el sueldo se considera la motivación más importante para emigrar por trabajo, únicamente dos participantes mencionaron este aspecto, y ambos procedían de países que estaban considerablemente afectados por crisis económicas. Para la mayoría de los participantes, el sueldo solo era un beneficio añadido de la experiencia laboral internacional. 

Para la mayoría de los participantes, el sueldo solo era un beneficio añadido de la experiencia laboral internacional

Por otra parte, trabajar en lo que ellos consideran la empresa ideal se mencionó como un factor importante, con una especial atención a la cultura corporativa

En cuanto a las oportunidades profesionales en el país de acogida, esto también se consideró un factor importante aunque, curiosamente, todos los participantes sudafricanos que citaron esta razón, excepto uno, procedían de países europeos desarrollados con mercados laborales fuertes en los que no faltan las oportunidades profesionales. 

Categorías relacionadas con el trabajo para volver al país de origen

La decisión de los participantes que decidieron irse del país de acogida por motivos relacionados con el trabajo se basaba en dos categorías: la falta de oportunidades en el extranjero o bien el hecho de que se les presentase una oportunidad laboral en su país de origen. 

Categorías no relacionadas con el trabajo para emigrar al país de acogida

En cuanto al aspecto personal, los participantes indicaron cinco motivos principales que les incitaban a decidir quedarse en el país de acogida: nuevas experiencias culturales, tener una identidad global, encontrar el lugar ideal, oportunidades de desarrollo personal y el deseo de abandonar el país de origen. 

Desde un punto de vista cultural, los participantes afirmaron que los valores internacionales y el respeto a la diversidad eran unas motivaciones importantes para ellos. Todos los participantes que dijeron que tener una identidad global era un factor relevante en su decisión habían vivido en más de dos países a lo largo de su vida. Así mismo, los participantes consideraron que las oportunidades de desarrollo personal que implica desarrollar una carrera internacional también eran importantes. 

Los que mencionaron el hecho de vivir en el lugar ideal como motivación para emigrar vivían en el espacio Schengen, por lo que disponían de los medios legales para vivir en el país de su elección. Para los dos participantes que manifestaron el deseo de abandonar su país de origen como motivación, el país de acogida les ofrecía una perspectiva más atractiva respecto a la constante inestabilidad política de su país

Categorías no relacionadas con el trabajo para volver al país de origen

Las otras tres categorías identificadas por los participantes que decidieron volver a sus países de origen fueron las restricciones de movilidad, la pandemia y los motivos personales. Los participantes que mencionaron principalmente la primera procedían de fuera del espacio Schengen, por lo que tenían limitaciones legales para obtener un visado de trabajo. La pandemia afectó a casi todos los participantes, que comentaron que la mayoría de los procesos de selección se suspendieron. Los motivos personales solían estar relacionados con el deseo de estar cerca de amigos y familiares, y los participantes que las citaban eran, a menudo, aquellos que pertenecían a culturas más colectivistas.  

Motivar al talento

Los investigadores reconocen que su investigación tiene limitaciones, como la situación económica privilegiada de los participantes, por lo que advierten del riesgo de generalizar los resultados a un alcance más amplio. También puntualizan que el estudio se realizó cuando, en muchos países, justo se empezaban a relajar las restricciones de la pandemia, lo que resulta claramente significativo en las categorías “las restricciones de movilidad” y “la pandemia” como factores que les motivaron a volver a casa. 

Los programas de máster que pusieron en contacto a estudiantes con empresas generaron una mayor percepción de las oportunidades profesionales

Por todo ello, invitan a que se investigue más sobre este tema llevando a cabo estudios similares en otros ámbitos para tener una perspectiva más amplia. 

No obstante, defienden que las conclusiones siguen siendo pertinentes para todas aquellas instituciones interesadas en los comportamientos migratorios de los estudiantes internacionales, como universidades, empresas y organismos gubernamentales

Los programas de máster que pusieron en contacto a estudiantes con empresas generaron una percepción más profunda de las oportunidades profesionales, lo que refleja la influencia de las instituciones de enseñanza superior en la percepción que se tiene de las oportunidades profesionales. Para los orientadores profesionales también es muy relevante prestar una especial atención al desarrollo de una identidad global. 

Los investigadores concluyen que la comprensión del fenómeno que ofrece este estudio constituye un paso adelante en el diseño y la aplicación de políticas destinadas a motivar a esta valiosa fuerza de trabajo para que, ante el dilema de "quedarse o irse", decidan quedarse. 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.