Empieza la cuenta atrás para la pobreza de tiempo

El equilibrio inestable entre trabajo y vida privada no solo afecta negativamente a la salud y la felicidad de los individuos, sino que también resulta nocivo para la sociedad en su conjunto.

Equipo Do Better

Un manido meme que los influencers usan para motivarnos a hacer más cosas proclama: “Todos tenemos 24 horas, como Beyonce”. 

Esta premisa es, claramente, errónea. Son cientos (si no miles) las horas que facturan cada día los chefs, estilistas, diseñadores y el ejército de expertos que conforman el equipo de Beyonce. Mientras que la dura realidad de las aceleradas vidas de la mayoría de los mortales es que no tenemos suficientes horas al día

“Se espera de nosotros que nos relacionemos con otras personas, que tengamos una vida personal rica y saludable, que preservemos la democracia en las sociedades y que tengamos una vida cívica y cultural activa, entre otras muchas actividades personales que exigen nuestro tiempo”, afirma Conxita Folguera, profesora titular de Esade. 

Folguera defiende en El Periódico que, para lograr un equilibrio sano, tenemos que ser capaces de trabajar mucho menos, no de hacer que alcance con el poco tiempo que tenemos para hacer más cosas. 

Cómo afecta a la salud 

“La crianza de los hijos y la educación piden tiempo. La atención a las personas mayores pide tiempo”, continúa Folguera. “La experiencia del teletrabajo, forzada en todo el mundo por el covid-19 ha sido un gran experimento sociológico que nos ha permitido constatar las consecuencias negativas de no tener un equilibrio entre la vida profesional y personal. Lo que hizo es provocar una intensificación del ritmo de trabajo y un aumento de los niveles de estrés”. 

El tiempo es una cuestión política y puede conceptualizarse como un derecho de todos los ciudadanos

La organización Time Use Initiative (TUI), con sede en Barcelona, afirma que esto afecta a las personas tanto física como mentalmente. 

Según la TUI, “La organización social afecta directamente a la salud de las personas por la alteración de los ritmos circadianos, que está relacionada con varios problemas de salud, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, sobrepeso y trastornos mentales”. 

El derecho al tiempo 

El derecho individual a tener tiempo está en la agenda española desde hace más de un siglo. España fue el primer país del mundo en el que se implementó la jornada laboral de ocho horas, en 1919. Actualmente, está marcando el camino para impulsar la introducción de una Ley de usos del tiempo y racionalización de los horarios integral para hacer frente a las desigualdades en la distribución del tiempo y establecer un marco que permita conseguir un equilibrio sostenible y saludable entre vida y trabajo. 

En un estudio elaborado para el Gobierno de España, la TUI analiza los fundamentos de una nueva ley y las áreas que debería abordar. En el informe se incluyen más de 100 recomendaciones clave que, según la organización, contribuirán a garantizar unos usos del tiempo más eficientes e igualitarios. 

La pobreza de tiempo afecta de forma desproporcionada a las mujeres

Anna Ginés, profesora titular de Derecho del Trabajo de Esade, es miembro del laboratorio regional de expertos de la TUI y participó en el informe. 

Ginés afirma que “El tiempo es una cuestión política y puede conceptualizarse como un derecho de todos los ciudadanos”. “Desde que España introdujese la jornada laboral de ocho horas, se ha producido una profunda transformación social. El tema del horario laboral sigue causando malestar a muchas personas”. 

Un marco limitado

Ginés prosigue diciendo: “Actualmente, el derecho al tiempo está distribuido de forma desigual y la pobreza de tiempo se manifiesta de distintas formas. La pobreza de tiempo afecta de forma desproporcionada a las mujeres, que tienen menos tiempo para ellas mismas y se ocupan de la mayoría de las tareas relacionadas con los cuidados”. 

El tiempo se divide en cuatro usos principales estructurados en un marco limitado de 24 horas: los horarios de trabajo, el colegio y los cuidados, el ocio y el consumo, y el descanso. El ámbito laboral es el que más influye en cómo se estructuran los otros tres ámbitos. La TUI sostiene que, para garantizar el equilibrio y la armonía, este aspecto debe regirse por mecanismos que garanticen el equilibrio. 

Según la TUI, “La organización del horario laboral y la forma en que se distribuye junto a las actividades de la vida diaria (lo que incluye los cuidados, el descanso y el ocio) son fundamentales para la relación laboral y tienen importantes consecuencias tanto para los trabajadores como para las empresas”. 

Cómo afecta al medio ambiente 

Además de los beneficios individuales que supone introducir una política de usos del tiempo, también existen muchas ventajas medioambientales.  

“Diseñar políticas que tengan en cuenta los usos naturales y sociales del tiempo para hacer que nuestras vidas coincidan con la luz solar puede tener un efecto positivo en la sostenibilidad y reducir nuestra huella de carbono colectiva”, alega la TUI en su informe.  

Las políticas del tiempo pueden ayudar a reducir nuestra huella de carbono colectiva

“Desarrollar las denominadas ‘ciudades de 15 minutos’, como las que promueven Eurocities, C40, United Cities and Local Governments (UCLG), y Metropolis entre otras, reducen nuestro impacto en el entorno natural”. 

El Gobierno español está actualmente revisando el estudio, aunque todavía no hay un calendario definitivo para implementarlo. La Comisión Europea ha prometido salvaguardar el derecho a la conciliación de la vida profesional y personal, pero Conxita Folguera cree que ya es hora de tomar más medidas. 

“Cada vez que hay un nuevo caso o un cambio, vuelven a surgir las promesas y los sueños”, afirma. “Pero en las últimas dos décadas, los debates se han centrado más en la conciliación de trabajo y vida que en la reducción del tiempo de trabajo. Se acabó el tiempo de seguir debatiendo, hay que convertir la reducción de las horas de trabajo en un objetivo realista”. 

Mientras esto no suceda, algunas personas seguirán teniendo muchas más horas al día que otras. 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.