La ‘triada oscura’ y la tormenta perfecta del populismo

Ante la creciente ola de populismo, ¿es más probable que los líderes a los que recurrimos durante tiempos difíciles presenten rasgos de la ‘triada oscura’ (narcisismo, psicopatía y maquiavelismo)?

Laura Guillén

En los momentos de inestabilidad, la gente acude a los líderes en busca de fortaleza y orientación, y prefiere a aquellos que tienen un estilo autoritario. Ya se trate de empresas o de países, los líderes desempeñan un papel fundamental a la hora de ayudar a los demás a afrontar la incertidumbre. 

Pero según una investigación de la profesora de Esade Laura Guillén y sus coautores Philippe Jacquart (EMLYON Business School, Ecully) y Michael A. Hogg (Claremont Graduate University, Los Ángeles), es más probable que los líderes a los que recurrimos en busca de orientación en tiempos convulsos manifiesten altos niveles de narcisismo, psicopatía y maquiavelismo (lo que se conoce como la ‘triada oscura’ de la personalidad). 

La razón, dicen, es que en tiempos de incertidumbre la gente prefiere líderes con un estilo autoritario. Sin embargo, no se trata solo de eso. El estudio muestra que la incertidumbre tiende a hacer que las personas estén más motivadas a seguir a otros, lo que les incita a tener menos motivación para liderar. Es decir, la gente tiende a afrontar la incertidumbre de forma afiliativa y sumisa. 

La incertidumbre aumenta nuestra disposición a seguir a otros, excepto en los individuos de la triada oscura

Sin embargo, esto no se aplica a todo el mundo por igual. La incertidumbre afecta negativamente a la motivación para liderar únicamente en las personas que no tienen rasgos de dicha triada oscura. En las personas que presentan un alto grado de personalidad de la triada oscura, sus ansias de poder se mantienen intactas. Por consiguiente, la incertidumbre puede ofrecer a los individuos de la triada oscura más margen para alzarse como líderes en momentos de crisis.  

Y, tal y como advierten los investigadores, estos líderes de la triada oscura no solo se benefician del caos existente, sino que podrían intentar provocarlo de forma activa con el fin de conseguir y reforzar posiciones de poder.  

Bajo incertidumbre, la gente busca orientación y protección

Según la investigación, publicada en la revista Personality and Social Psychology Bulletin, detrás del ascenso de los líderes populistas hay una ‘tormenta perfecta’. Los autores afirman que, en momentos de incertidumbre, la mayoría de la gente duda de sí misma y manifiesta una menor motivación para liderar, lo que le impulsa a recurrir a líderes que resuelvan dicha incertidumbre y, como resultado de esto, es más propensa a ser más tolerante con líderes que tienen personalidades agresivas y antisociales. 

En cambio, aquellos que tienen rasgos de la triada oscura no quieren que otros les manden, sino mandar. El estudio demuestra que, en situaciones de incertidumbre, es más probable que los líderes con puntuaciones altas en los rasgos de la triada oscura sigan estando motivados para liderar, quieran tener el poder y cubran puestos de liderazgo

Los líderes de la triada oscura no solo se aprovechan del caos existente, sino que podrían intentar provocarlo

Los resultados se hacen eco de una investigación de 2007 según la cual es probable que haya más personas con rasgos de la triada oscura en puestos de liderazgo que en la población en general (un 4% y un 1% respectivamente). Guillén y sus coautores indican que es más probable que se produzca esta incidencia en momentos de incertidumbre. Y añaden que su estudio ha revelado los procesos psicológicos que hacen que la gente apoye a narcisistas, maquiavélicos y psicópatas.  

Un despiadado ejercicio del poder 

En aquellas personas que muestran tendencias de la triada oscura, la incertidumbre no activa una respuesta de tipo sumiso. En lugar de ello, cuando dudan de sí mismas o se cuestionan sus motivos, manifiestan ira, agresividad y una gran sensación de tener derecho a todo.  

Cuando los líderes de la triada oscura tienen el poder, se muestran agresivos y antagonistas, y suelen utilizar tácticas sociales para explotar a los demás. El estudio demostró que los líderes con un alto grado de personalidad de la triada oscura redirigen el afecto negativo relacionado con la incertidumbre hacia los demás, generando ira y hostilidad.  

De este modo, obtienen su autoestima menospreciando a los demás y dando prioridad a su ambición personal. Al creer que son superiores, ansían tener una posición social dominante y ocupar puestos de poder y autoridad. 

Los estudios experimentales 

Guillén y sus coautores realizaron una serie de estudios para probar la hipótesis de que, mientras que la mayoría de las personas están menos motivadas para liderar en momentos de incertidumbre identitaria, la ambición de liderazgo de las personas con tendencias de la triada oscura no se ve afectada

En el primer estudio, realizado con 2641 participantes, los resultados confirmaron que, cuando hay niveles de incertidumbre identitaria más altos, la gente está menos motivada para liderar. Los investigadores indican que la correlación es “negativa y significativa”. 

Cuando aumenta la incertidumbre, también crece la disposición de los ciudadanos a dejarse dirigir en lugar de liderar

En un segundo estudio con 421 participantes se analizó la triada oscura de la personalidad como condición límite de dicha relación. En los resultados se vio el mismo afecto negativo de la incertidumbre en la motivación de las personas para liderar, pero únicamente si tenían puntuaciones bajas en los rasgos propios de la triada oscura. En cambio, la incertidumbre no afectó a la motivación para el liderazgo de las personas con puntuaciones altas en los rasgos de la triada oscura. 

Un tercer estudio con una muestra de 513 participantes diseñado para reproducir estos resultados utilizando tareas de decisiones en grupo en lugar de la autoevaluación, confirmó las conclusiones.  

Por último, en un cuarto estudio con 400 participantes, se descubrió que los participantes presentaban una reactividad diferente al afecto negativo relacionado con la incertidumbre identitaria en función de si tenían puntuaciones altas o puntuaciones bajas en los rasgos de la triada oscura.  

El impacto sociopolítico

Los investigadores afirman que las repercusiones sociales del estudio tienen un amplio alcance y responden a la pregunta de por qué personas con rasgos propios de la triada oscura ocupan puestos de liderazgo.  

Sus conclusiones revelaron que la incertidumbre de la población en general desempeña un papel fundamental a la hora de facilitar la aparición de líderes “oscuros y destructivos”. Y añaden que la incertidumbre amplia y general provocada por las crisis sociopolíticas, la globalización, los movimientos migratorios masivos y el colapso económico crean las circunstancias perfectas para que personas con rasgos de la triada oscura ocupen puestos de liderazgo.  

Conforme aumenta la incertidumbre identitaria y la población en general está más confusa la gente muestra una mayor disposición a que le manden en lugar de a ejercer el liderazgo. En el contexto de una sociedad cada vez más sumisa, es posible que los líderes autoritarios con rasgos de la triada oscura intenten aprovecharse e incitar a la desestabilización para promover sus fines oscuros. 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.