Liderar con visión: El impacto de las mujeres en el emprendimiento

En un mundo en que el dinamismo de las startups está redefiniendo el futuro, el liderazgo femenino en el emprendimiento es un referente de innovación, diversidad y progreso social.

María José de la Maza

Adoptar la igualdad de género en el emprendimiento cumple dos funciones esenciales: enriquece el ecosistema de emprendimiento y de las startups y desempeña un rol importante en el cambio social, impulsando la representación y el impacto de las mujeres en el mundo de los negocios.  

Según el último GEM Report, son pocas las mujeres que consideran la posibilidad de emprender (1 de cada 6), comparadas con los hombres (1 de cada 5), y solo 1 de cada 10 mujeres inician un negocio, frente a 1 de cada 8 hombres. Esta brecha es aún mayor en Europa, donde solo el 8,3% de las mujeres intentan lanzar una empresa y únicamente el 6,1% de ellas siguen adelante. 

Muchas mujeres vacilan por falta de seguridad en sí mismas y dudan más de sus capacidades que los hombres. Su enfoque más cauto y escéptico ante el riesgo y la autoevaluación, que a menudo las lleva a subestimar sus propias capacidades y a marcarse unas expectativas muy altas, contribuye significativamente a la brecha de género en la disposición percibida para hacer negocios. Ello se traduce en que menos mujeres (52,1%) se sienten preparadas para emprender un negocio que hombres (61,9%). No obstante, su representación en el mundo de las startups y de los negocios está aumentando lentamente, de modo que en 2022 representaban 1 de cada 4 emprendedores (sin distinción de género) de rápido crecimiento en el mundo

La cautela de las mujeres ante el riesgo y las elevadas exigencias autoimpuestas aumentan la brecha de género en el ecosistema empresarial

Además, pese a todas estas dificultades, las empresas dirigidas por mujeres con frecuencia tienen un mejor desempeño que las lideradas por hombres, lo cual subraya el impacto significativo del liderazgo femenino en el éxito empresarial. Al animarlas a asumir roles emprendedores y de liderazgo, el ecosistema empresarial se beneficia de su perspectiva única y de sus puntos fuertes, que contribuyen a crear unas startups y unos negocios más dinámicos y exitosos.  

La igualdad de género enriquece las startups, mejorando su desempeño global. Abordar y reducir la brecha de género y empoderar a las mujeres para que superen la falta de confianza en sí mismas y su aversión al riesgo redundará en unos mayores índices de éxito en sus empresas y en una sociedad más justa, equitativa e inclusiva. También mejorará la creatividad y la capacidad de resolución de problemas dentro de las startups, aportando unas soluciones más innovadoras y efectivas gracias a una rica combinación de ideas, estrategias y enfoques a la resolución de problemas.  

Además, el liderazgo femenino refuerza significativamente la gestión de los equipos y el conocimiento de los clientes, lo cual es esencial para desarrollar unos productos y servicios únicos y apropiados que satisfagan mejor las necesidades y demandas del mercado. También es fundamental mejorar la lealtad de los empleados y garantizar la sostenibilidad de la empresa a lo largo del tiempo. 

Cómo superar la brecha de género en startups

Las startups son conocidas por su naturaleza fresca, ágil y flexible, que otorga una gran importancia a los resultados tangibles, lo cual se ajusta bien con las cualidades y con las formas de pensar que a menudo suscitan las mujeres. A diferencia de los entornos corporativos tradicionales en que el poder y el reconocimiento pueden dominar, las startups prosperan a partir de unos resultados y unos tangibles que resuenan con el estilo de liderazgo de las mujeres. Ellas tienden a no buscar el poder, el dinero o el reconocimiento, sino más bien otro tipo de valores más alineados con las startups. Pese a estas compatibilidades, la trayectoria emprendedora de las mujeres se ve obstaculizada a menudo por las limitaciones autoimpuestas y por los sesgos sociales, a pesar de su acreditada resiliencia y de sus capacidades de liderazgo.  

La igualdad de género enriquece a las startups y mejora su rendimiento general

¿Son las mujeres “menos emprendedoras” debido a las barreras externas y a las limitaciones que se autoimponen? Así es en términos de mentalidad, pero no en cuanto a sus capacidades. La autoexigencia de las mujeres, su escaso autorreconocimiento y su aversión al riesgo las convierten a menudo en menos emprendedoras que los hombres. Sin embargo, las mujeres poseen unas habilidades distintivas que son muy valiosas para dirigir startups, como la resiliencia, que les permite superar obstáculos, y la capacidad de escucha y de liderazgo, que las convierte en excelentes fundadoras y administradoras.  

Las mujeres suelen sentirse menos preparadas y más indecisas que los hombres a la hora de asumir riesgos o abandonar empleos estables para emprender aventuras inciertas, lo cual constituye un claro obstáculo a la hora de iniciar su trayectoria emprendedora. Incluso en la época actual, pese a los múltiples avances realizados en esta materia, persiste en nuestra sociedad la concepción errónea de que las mujeres son menos capaces que los hombres de desenvolverse, especialmente en situaciones exigentes y de gran estrés

Sin embargo, cada vez son más los inversores que buscan diversificar sus carteras. Esta diversidad se refiere a las industrias, soluciones, productos y servicios, pero también a la diversidad en los componentes del equipo fundador —eso es, sus habilidades, perfiles y, naturalmente, su género—. 

Empoderar a mujeres líderes y emprendedoras

Es esencial generar modelos de referencia femeninos para inspirar y promover la cultura emprendedora entre las mujeres. Destacar los logros de emprendedoras de éxito impulsará a otras mujeres a perseguir sus sueños emprendedores. Ello no solo contribuirá a reducir la brecha de género, sino que también potenciará todo el ecosistema emprendedor, mostrando los casos de éxito y animando a una nueva generación de mujeres a dar el paso con confianza.  

Los principales actores del ecosistema emprendedor tienen un papel activo en la mejora de la trayectoria emprendedora de las mujeres. A través de los programas de mentoría pueden generar una red de apoyo para orientar a las aspirantes, de modo que puedan recibir la ayuda de otras mujeres líderes más experimentadas que les faciliten conexiones, compartan con ellas sus experiencias y promuevan la colaboración. A tal efecto, existen numerosos programas, como los proyectos de liderazgo en la diversidad (Proactiva, Progresa, Promociona y Consejeros) que promueven conjuntamente la CEOE y Esade. Por su parte, el acelerador de eWorks ayuda a las nuevas emprendedoras a convertir en realidad sus ideas de negocio.  

Además, incrementar la visibilidad de las mujeres emprendedoras que exhiban sus logros mediante eventos y premios, y a través de los medios, puede servir de inspiración para otras mujeres. Y, por supuesto, es esencial mejorar el acceso a los recursos económicos mediante subvenciones especiales y microcréditos.  

Recomendaciones

A las mujeres que opten por la vía emprendedora:

  • No dejes que un análisis excesivo te paralice: pasa a la acción. La prueba real del éxito de tu idea se obtiene ejecutándola; lanza tu proyecto y ajústalo en función de los resultados que obtengas, y no solo de las predicciones o de tus temores. 
  • Comparte tus ideas y aprende del feedback del mundo real para mejorar tu visión y tu estrategia. Utiliza tu red de contactos para obtener distintas perspectivas y visiones; puede aclararte algunos aspectos que te hayan pasado por alto. Ello no solo ampliará tus conocimientos, sino que además enriquecerá tu visión, haciéndola más robusta y adaptable a las distintas realidades del mercado. 
  • Busca y conecta con partners que compartan tus valores y que complementen tus capacidades. Para el éxito de una startup, es esencial alinear el propósito con los valores, los objetivos personales y las preocupaciones de todos los miembros del equipo fundador.  

Para todas las mujeres en su vida profesional y personal:

  • Es fundamental que tengas fe en ti misma: cree en ti. Reconoce tu valor y tus habilidades, y muestra tu confianza al mundo.  
  • Es esencial que cultives tu marca personal. Te permitirá distinguirte en un mercado saturado y mostrar los valores, las capacidades y las visiones que te hacen única. Será un instrumento muy poderoso para inspirar credibilidad, para atraer a los clientes y a los socios más adecuados, y para posicionarte como líder en tu sector.  
  • Prioriza la comunicación efectiva y el networking. No te aísles en tu trabajo. Tú eres experta en tu potencial, de modo que exhibe tu talento y busca proactivamente tus oportunidades. Y recuerda que el éxito depende de las relaciones y de saber aprovechar las oportunidades en tu ecosistema. No esperes pasivamente a que se te presenten oportunidades; búscalas activamente y captúralas.  
  • El cambio y la colaboración son factores catalizadores para el crecimiento de las personas, de los ecosistemas y de los negocios. Pero recuerda que no estás sola; el trabajo en equipo puede transformar cualquier dificultad en un objetivo alcanzable. Considera estas relaciones como alianzas estratégicas que maximizan tu potencial para abordar los obstáculos más fácilmente.  

Y no olvides esto: si tienes un sueño, persíguelo con todas tus fuerzas. No se trata solo de tener éxito profesional, sino de realizarte como persona y lograr la felicidad. 

Todo el contenido está disponible bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.